“Sí hay preocupación por que las empresas puedan recortar en seguridad”

|

El Instituto galego de Seguridade e Saúde Laboral trabaja a diario con las empresas para fomentar conductas que reduzcan los accidentes. Ante el temor a que la crisis lleve a algunas compañías a rebajar la inversión en esta partida, la directora del centro, Adela Quinzá-Torroja, asegura que es fundamental multiplicar la asistencia.

—¿Qué tipo de trabajos está realizando ahora el Issga?

—Estamos participando en la red de centros de investigación que lidera el Instituto Nacional en un estudio para ver evidencias científicas en cuando a riesgos y patologías que se derivan del trabajo. Es un proyecto ambicioso y de alto nivel. En cuanto a proyectos concretos, estamos realizando estudios epidemiológicos a mariscadoras, rederas, trabajadores de la pizarra y la piedra.

—¿Cómo llevan a cabo el control de las empresas gallegas?

—El Issga, con la Xunta y los agentes sociales, aprobó una estrategia a cuatro años, de 2011 a 2014 y estamos trabajando en distintas disciplinas preventivas: somos los que vamos a las obras y a las empresas, y no solo a investigar accidentes sino también con programas específicos de asesoramiento previo para prevenir. Tenemos programas donde, por ejemplo, vamos a las empresas con mayores índices de siniestralidad y hacemos seguimientos para que mejoren. También trabajamos en la higiene industrial para evitar casos como el del amianto. Además, nos hemos dado cuenta de que el 85% de las enfermedades laborales son por problemas musculoesqueléticos por sobreesfuerzos.

—¿Cuáles son los sectores más afectados?

—Tenemos dos en los que actuamos muchísimo pero que siguen evidenciándose como los más rebeldes: la pesca y el agro.

—En un contexto de crisis, ¿se nota una caída en la inversión?

—El mensaje que queremos dar es que esto no puede ser, es una inversión porque el coste de un accidente de trabajo o una enfermedad profesional es altísimo.

—¿Pero se han descubierto empresas en esta situación?

—Hay que medir el número de siniestros con el número de trabajadores expuestos, de poco vale que diga que hay menos siniestros cuando hay menos trabajadores. Tenemos la preocupación de que en la empresa puedan reducir en seguridad pero lo que hay que hacer es asistirlos más porque muchas veces no es cuestión de dinero sino de que no saben hacerla.

 

 

“Sí hay preocupación por que las empresas puedan recortar en seguridad”