La ciudad sufre una caída de población joven de casi 2.500 personas en un año

Copia de 2014-04-27 23_55_53-003ID.pdf - Adobe Acrobat Professional
|

Las causas pueden ser múltiples, incluso habrá quien lo interprete como consecuencia de la crisis económica, pero lo que es medible, y los números lo son, no puede ser opinable, el registro de población establece que la ciudad de A Coruña ha perdido en un año casi 2.500 jóvenes, en los meses que median entre 2012 y 2013.
Si en el tramo que transcurre entre los cero y los catorce años se constata una subida de casi 400 niños, a partir de ahí se inicia un descenso que se vuelve muy acusado entre los 25 y los 29, con una pérdida de más mil jóvenes, cifra que casi se alcanza entre los 30 y los 34.
Esta “sangría” se compensa en parte por el crecimiento que se produce en el resto de tramos de edades, salvo en el de 50 a 54 años, con una pérdida de 303 personas. No obstante, no es suficiente porque el censo total de coruñeses indica que hay un descenso de 223 habitantes. Se ha pasado de 246.146 a 245.923.
Si se realiza una comparativa entre hombres y mujeres, que tenían entre 25 y 34 años, en 2012, se puede comprobar que el pasado año habían dejado la ciudad coruñesa 1.060 féminas por 946 varones. Esta circunstancia explica el incremento del margen de diferencia que existe entre el tramo de 35 a 39 años, que es el más numeroso, con 21.847 personas, y el de 30 a 34, que entre 2012 y 2013 pasó de 20.081 a 19.153.

tendencia
Los datos hechos públicos por el INE revelan también que la ciudad mantiene la tendencia al descenso que se inició en 2012 y que rompía la escalada que se había producido desde hacía varios años.
No obstante, las cifras aportadas por la entidad estatal rebajan lo apuntado el mes pasado por el Instituto Galego de Estatística (IGE). Este departamento aseguraba que la ciudad sufrió en 2013 el mayor descenso de habitantes en diez años. Indicaba que de los 242.897 habitantes de 2012 se pasó a 242.284 el pasado año. Un saldo negativo que no se había dado desde que el IGE contabiliza la población de los municipios gallegos.
Por otra parte, se constata un incremento en el número de alumbramientos, ya que en la ciudad había registrados, en 2013, 97 niños más de entre cero y cuatro años que en 2012.
Un dato que contrasta con lo publicado por el IGE que establecía que el número de nacimientos estaba cayendo desde el año 2009.

La ciudad sufre una caída de población joven de casi 2.500 personas en un año