El precio de la gasolina marca un nuevo máximo y roza los 1,5 euros

La gasolina ha subido más de un tres por ciento en el último mes efe
|

 El precio medio de la gasolina de 95 ha marcado un nuevo récord al venderse en las estaciones de servicio a una media de 1,499 euros, un 10,7% más que en las mismas fechas de 2011, según datos del boletín petrolero de la Unión Europea.

Desde el último boletín, del pasado día 4, el precio se ha encarecido el 0,07 por ciento, mientras que el gasóleo ha bajado un 1,22% desde la anterior notificación de los precios medios, hasta los 1,375 euros.

A este nivel de precios, llenar un depósito medio de gasolina (55 litros) cuesta esta semana 82,44 euros, y de gasóleo, 75,62 euros.

Con respecto a las mismas fechas del año anterior, esto implica pagar 7,97 euros más para llenar el depósito en el caso de la gasolina y 3,68 euros más en el caso del gasóleo.

Con estos valores, la gasolina rebasa el récord anterior de principios de este mes, cuando se vendía a 1,498 euros, y se queda a 0,001 euros de alcanzar la barrera de los 1,5 euros el litro.

La gasolina sobrepasó los 1,4 euros a finales de febrero y desde entonces se ha anotado siete subidas consecutivas. En el último mes se ha encarecido el 3,31% y el incremento con respecto a principios de año es del 10,38%. Mientras, el gasóleo ha bajado el 1,08% en el último mes y el 1,72% desde su máximo histórico, que se quedó en 1,399 euros a mediados de marzo. No obstante, se ha encarecido el 6,42% con respecto a las mismas fechas de abril del año anterior y el 2,92% desde principios de este año.

El carburante se ha encarecido más de un 10 por ciento con respecto al año pasado

 

El barril de crudo Brent, de referencia en Europa, cotiza en la actualidad en el entorno de los 118 dólares. La gasolina sin plomo de 95 octanos se vende a una media de 1,689 euros por litro en la UE-27, y en la zona del euro se paga a 1,722 euros el litro, mientras que el precio del gasóleo de automoción es de 1,522 euros y de 1,504 euros, respectivamente.

Por otro lado, el pleno del Parlamento Europeo (PE) rechazó ayer una propuesta de la Comisión Europea para eliminar gradualmente las ventajas fiscales que se aplican en la UE a los combustibles diésel, en detrimento de la gasolina.

Los eurodiputados aprobaron un informe en el que se muestran contrarios a aplicar la llamada “neutralidad” impositiva al gasóleo, una medida que subiría su precio, según señaló la ponente del texto, la eurodiputada del Partido Popular Europeo, Astrid Lulling. El comisario europeo de Fiscalidad, Algirdas Semeta, lamentó esta decisión “decepcionante” y negó que la medida penalice el diésel, ya que “tasa a los combustibles de un modo neutral”.

El gasóleo goza tradicionalmente de unos gravámenes más bajos debido a que es usado principalmente para fines comerciales, lo que crea una distorsión respecto a la gasolina que sería conveniente eliminar paulatinamente, según la iniciativa de la Comisión Europea.

Los diputados sí respaldaron otras medidas incluidas en el proyecto de directiva para reestructurar el régimen comunitario de imposición de los productos energéticos y de la electricidad, como la división de los impuestos sobre la energía en dos partes: una ligada a las emisiones de dióxido de carbono que genera y la segunda relacionada con el contenido energético de cada producto.

El precio de la gasolina marca un nuevo máximo y roza los 1,5 euros