Jethro Tull revisita el legendario "Thick as brick" con un público entregado

|

El veterano flautista, guitarrista y vocalista escocés Ian Anderson, alma mater del legendario grupo de folk-rock Jethro Tull, ha actuado hoy en el Palau de la Música en un concierto en el que ha revisitado uno de sus grandes éxitos, "Thick as Brick", y ha presentado la nueva continuación del álbum.

La banda se fundó en el ya lejano 1967 en Londres y desde entonces ha publicado una treintena de álbumes y acumula 80 millones de copias vendidas, un auténtico récord de permanencia en el gran circo de la música, aunque desde hace un tiempo alejado ya de los grandes escenarios.

Ha comenzado el concierto, programado dentro del Festival del Mil·lenni, con la proyección de una escenificación que introduce la explicación de Gérald Bostock, el niño protagonista del álbum "Thick as Brick", cuya portada era un periódico desplegable y seguramente una de las carátulas más conocidas de la historia del rock.

El vídeo ha dado paso a la primera canción de la noche, una versión actualizada de aquel "Thick as brick", un tema que en su versión original duraba 43 minutos y ocupaba las dos caras del vinilo.

La nueva versión conserva prácticamente intacta la parte instrumental, los inconfundibles solos de flauta travesera que tan bien maneja Anderson -incluso con sus equilibrios y acrobacias con su pierna izquierda alzada pese a sus 65 años-.

Para compensar la pérdida de potencia de voz, Anderson recurre en las partes vocales más exigentes con un segundo cantante, que incluso imita la voz del veterano autor de "To old to rock and roll, to old to die", o en otras ocasiones ha recitado fragmentos de la letra cual rapsoda.

En la banda además de Anderson, sólo se mantiene el también veterano guitarrista Martin Barre, en Jethro desde el segundo álbum, "Stand up", y el resto está integrado por el bajista David Goodier, el batería Scott Hammond, el teclista John O'Hara, y el alter ego vocal Ryan O'Donnell.

La primera parte de la velada ha estado dedicada exclusivamente a aquel disco que Jethro editó en 1972, una larga y teatralizada sinfonía, con un solo de batería como los de antes incluido.

En la segunda parte, la banda ha presentado los temas de la continuación de aquel álbum, "Thick as Brick 2", subtitulado "Whatever Happened to Gerald Bostock?", en el que Anderson continúa contando la historia de Bostock cuarenta años después.

Este último trabajo comienza con "From a Pebble Thrown", que en algunas notas recuerda el disco de 1972 y que comienza con unos aires medievales y acaba como una pieza pura de rock y en la que Anderson alterna la flauta con la mandolina, seguido por "Pebbles instrumental" y "Might-have-beens".

A estas han seguido los temas "Upper Sixth Street Loan Shark", "Banker Bets, Banker Wins", "Swing It Far", "Adrift and Dumbfounded", "Old School Song", "Wootton Bassett Town", "Power and Spirit", "Give Till It Hurts", "Cosy Corner", "Shunt and Shuffle", "A Change of Horses", "Confessional", "Kismet in Suburbia" y "What-ifs, Maybes and Might-Have-Beens", con el que han completado este último trabajo.

En los bises Anderson y su banda ha hecho una concesión al pasado y al público del Palau, mayoritariamente cincuentón, al entonar "Locomotive Breath", el otro tema destacado del álbum "Aqualung".

Tras el concierto del Palau de la Música, Ian Anderson y su nueva banda completará una gira por diferentes ciudades españolas que incluyen mañana Zaragoza (Palacio De Congresos Expo 08), el día 8 en el Palacio de Congresos de Málaga, y el día 9 el Auditorio Kursaal de San Sebastián.

Seguidamente, cruzarán el Atlántico y actuarán en Chile, Argentina y Brasil, antes de ofrecer dos conciertos en abril en Japón.

 

Jethro Tull revisita el legendario "Thick as brick" con un público entregado