Reportaje: El lenguaje de signos tiene su momento entre los libros

Copia de El Ideal Gallego-2017-08-03-036-a3b7a69b
|

“Me gusta mucho mi trabajo. Soy profesor, tengo un hobby que es el teatro y soy una persona sorda”. Miguel  Carregado, trabajador de la Federación de Personas Sordas de Galicia, lleva 22 años participando en toda clase de eventos para sensibilizar y enseñar a la población maneras de mejorar la comunicación con personas sordas. 
Ayer, en el centro de actividades de la Feria del Libro de la ciudad de A Coruña, organizó dos talleres bajo estas consignas. El primero de ellos consistió en un cuenta cuentos del libro infantil “No quiero verte más” mediante la utilización del lenguaje de signos. El segundo se basó en un curso intensivo sobre la comunicación básica con personas sordas. El abecedario, cómo saludarse y despedirse, preguntas, palabras básicas en el ámbito del hogar y la naturaleza fueron los principales temas de la instructiva a la par que divertida charla. 
Como todo lenguaje, el de signos no es igual dependiendo de la zona de la que provenga el hablante. Alguno de los asistentes se sorprendió al observar que la palabra “lechuga” no tiene la misma equivalencia en signos en Madrid que en Galicia, por ejemplo.

“Querer es poder”
Las actividades duraron aproximadamente una hora. Miguel consiguió con éxito involucrar a los asistentes, haciendo que se pusieran en pie y que practicasen la combinación de signos que formaba su nombre, demostrando las diferencias entre sombrilla o paraguas o “bautizando”  a los voluntarios con sus propia seña de identificación. “Tenéis que gesticular en consonancia con lo que signifique el signo” explicaba. Carregado asume que “pese a que ha costado, la sensibilidad con las personas sordas va en aumento”. Tanto la organización de la Feria del Libro como la Propia Xunta de Galicia han apoyado este tipo de iniciativas. Esta es la tercera edición de estos talleres en la localidad. También hay un proyecto a nivel europeo llamado “Horizon”, pero como reconoce Manuel, “se ha quedado un poco estancado”. 
Durante el año la Asociación de personas sordas de Galicia imparte un gran número de cursos en bibliotecas y eventos culturales por toda la geografía gallega y “hay muchas relaciones institucionales para llevar a cabo este objetivo”. 
Miguel, aparte de su labor didáctica, ha participado en varias obras de teatro y fue uno de los protagonistas de la películas “Las muelas del cuco”, rodada íntegramente con el lenguaje de signos y que ha acudido a varios festivales, donde ha sido galardonada con un total de diecisiete premios. l
 

Reportaje: El lenguaje de signos tiene su momento entre los libros