La reforma del centro cívico de Cuatro Caminos afectará solamente al interior

El centro tiene las puertas podridas y necesita un sellado de los ventanales | pedro puig
|

La Concejalía de Xustiza Social acometerá la reforma del centro cívico de Santa Lucía un año y siete meses después de paralizar la actividad en un enclave, Cuatro Caminos, que lleva sin este punto de encuentro desde entonces. En este sentido, el responsable de la asociación de vecinos de Cuatro Caminos, Juan Iglesias, entregó esta semana las llaves del local a la empresa encargada de las obras, a la que el Ayuntamiento le puso como plazo máximo cinco semanas de ejecución desde que empiecen los trabajos.
Desde el colectivo se quejan de la desinformación y, sobre todo, critican la naturaleza de la rehabilitación ya que solo afectará al interior del edificio, esto es, se cambiarán los suelos, se pintarán las paredes y se adecentarán las salas, en general, pero según el portavoz, en ningún caso se arreglará el origen de las filtraciones por lo que las humedades seguirán siendo un problema: “Caerá agua otra vez”.
Calcula que en septiembre, el inmueble podrá dar cobijo a los residentes de la zona, que tuvieron que emigrar primero al centro de San Diego, con la correspondiente baja del 50% de los alumnos, y después a la sede de UGT, justo enfrente al bloque en cuestión, para participar en las clases de teatro y baile que programa el colectivo. Iglesias se pregunta también el destino de esos 100.000 euros asignados por el PSOE en su momento para el techo y que “los de la Marea nos echaron en cara en el sentido de que nos dijeron que por esta partida se retrasó la actuación y hubo que licitarla otra vez”.
De esta forma, la fachada que saluda a la avenida de Fernández Latorre seguirá intacta: “La puertas están podridas y no se van a tocar, tampoco sellarán las ventanas”. Recuerda el responsable que lo que tenía fecha de caducidad tres meses, se alargó finalmente a 21, que es cuando creen que volverán a disfrutarlo.
Por otro lado, desde la asociación lamentan la ausencia de representantes municipales en el 25 aniversario de la entidad, que celebraron el mes pasado con una exhibición y posterior cena, en la que distinguieron a los socios de más antigüedad.
La falta de comunicación afecta también al otro punto en proyección, la antigua cafetería Remanso, del que desconocen su futuro. l

La reforma del centro cívico de Cuatro Caminos afectará solamente al interior