Las obras de la nueva glorieta de Fonteculler comenzarán en enero

La rotonda tendrá 28 metros de diámetro y varios carriles de entrada y salida
|

Culleredo iniciará después de Reyes las obras de la nueva glorieta de Fonteculler, uno de los proyectos más importantes del Ayuntamiento en materia de seguridad vial para este mandato y cuyo coste asciende a 75.666 euros.
Alegan que se trata de una intersección muy concurrida, que da acceso al colegio Ponte Pasaxe y a la urbanización A Ría, y la actuación pretende que no se formen atascos en las horas punta.
El proyecto consiste en la instalación de una rotonda de 28 metros de diámetro, que “dará un cambio significativo a la entrada de Culleredo por la avenida de Fonteculler”, destaca el Gobierno local, quien añade que se desplazarán los dos pasos de peatones actuales para no colapsar la glorieta, además de crearse una parada de bus próxima al colegio.
Circulación
La rotonda dispondrá de dos carriles de circulación de cuatro metros cada uno, dos de entrada y salida en ambas direcciones de la avenida y uno de entrada y otro de salida a la urbanización. Tendrá seis metros de césped artificial en su interior, donde se pondrá una figura para dar la bienvenida al municipio.
Los semáforos se trasladarán a una distancia de seguridad que marca la legislación y en los pasos de peatones se utilizarán baldosas ornamentales de color rojo, con textura diferenciada para indicar y facilitar a los viandantes los cruces.
También se repondrá la plaza de aparcamiento para movilidad reducida mediante el repintado horizontal y la señalización vertical, desplazada unos metros con respecto a la actual. Los bordillos nuevos serán como los existentes en la zona, colocándose sobre una base de hormigón.

Otra actuación
Por otra parte, el alcalde cullerdense, José Ramón Rioboo, avanza una nueva actuación para este entorno, que se propondrá en los presupuestos de 2018. En concreto, se trata de la mejora de pavimentación en la urbanización A Ría, área residencial que ha visto su firme deteriorado por el uso y el paso del tiempo.
Según el regidor, el proyecto ha sido demandado por los vecinos, ya que los adoquines actuales presentan hundimientos, baches y apertura de juntas. La actuación municipal contempla, también, mejoras en la plaza de A Ría y en el vial interior, así como en zonas de peatones y estacionamiento. “Este entorno es el primer acceso al paseo marítimo”, dijo Rioboo.

Las obras de la nueva glorieta de Fonteculler comenzarán en enero