Biden gana Wisconsin y Michigan y Trump impugna el resultado de varios estados

El presidente de EEUU, Donald Trump, durante su intervención en la noche electoral en la Casa Blanca | CHRIS KLEPONIS (efe)
|

El candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, arrebató el estado clave de Wisconsin al presidente, Donald Trump, que lo había ganado en 2016, y también se impuso en Michigan, con lo que las proyecciones lo colocan muy cerca de la Casa Blanca.

Con los diez delegados que otorga Wisconsin y los 16 de Michigan, Biden suma al menos 264 compromisarios en el Colegio Electoral, frente a los 214 que ha acumulado Trump, en su objetivo común de llegar a los 270 que dan la victoria. Wisconsin es, después de Arizona, el segundo estado que Biden le arrebata a Trump.

Duro recuento
Pese a que Biden se acerca con Wisconsin a la Casa Blanca, todavía tiene que ganar en al menos dos de los cinco estados clave en los que el escrutinio sigue en curso: Michigan, Nevada, Georgia, Carolina del Norte y Pensilvania.

Son precisamente en esos estados en los que Trump ha pedido a la Justicia que pare el recuento de votos, en medio de las declaraciones del ayer por la noche en las que acusaba los demócratas de “robar las elecciones”. 

Así, campaña de reelección del Trump, presentó una demanda para exigir que se detenga el recuento en Michigan, por considerar que no se le ha dado el acceso suficiente a los lugares donde se hace el conteo de votos.

El anuncio lo hizo el jefe de campaña de Trump, Bill Stepien, poco después de adelantar que su equipo pedirá además “inmediatamente” un recuento en el estado clave de Wisconsin, según los sondeos en manos de Biden.

También han anunciado que tomarán acciones legales en el estado clave de Pensilvania, donde los republicanos han cuestionado que se consideren válidos los votos por correo que se reciban en los tres días posteriores al día de la elección.

Así, sin un resultado definitivo y con la polarización política más alta que se recuerda, grupos de activistas llamaron a las movilizaciones en distintas ciudades de EEUU bajo el lema “Count every vote” (“Cuenten cada voto”).

Biden gana Wisconsin y Michigan y Trump impugna el resultado de varios estados