Juana Rivas llega a Italia para comparecer en la vista por la custodia de sus dos hijos

Juana Rivas, a la salida del Juzgado de Granada | AEC
|

Juana Rivas, la madre de Maracena (Granada) investigada por supuesta sustracción de menores tras permanecer casi un mes ilocalizable sin acatar la orden judicial que le obligaba a entregar a sus dos hijos al padre, voló rumbo a Italia ayer para comparecer en la vista que se celebrará hoy en el tribunal de Cagliari sobre la custodia de los pequeños, de once y tres años, respectivamente.
El tribunal de Cagliari dictó un reciente auto por el que accede a la petición de los abogados de Rivas de que pueda visitar a sus hijos hasta el miércoles y pernoctar con ellos en el hotel donde se aloje, por lo que prevé recogerlos una vez pise suelo italiano.
Este auto, que sus abogados conocieron este fin de semana, fue determinante para que Juana “haya cogido fuerzas” para desplazarse a Italia, puesto que en un principio se barajó la posibilidad de pedir la suspensión de la vista por motivos de salud, dado que estuvo “muy mal la última semana”, también anímicamente, según detalló uno de sus letrados, Juan Manuel Pérez.

El juicio empieza a las 09.30
Tanto Juana Rivas como su expareja, el italiano Francesco Arcuri, deberán comparecer ante el juez en el transcurso de esta vista que arrancará sobre las 09.30 horas.
La pretensión de sus abogados es que Juana consiga la custodia de los niños para que puedan volver a España y vivir con ella en Granada, teniendo el padre el derecho de visita, según agregó el letrado que junto, a José Estanislao López Gutiérrez y Juan de Dios Ramírez, representa a la madre de Maracena.
Juana Rivas tratará de exponer también ante el tribunal de Cagliari los malos tratos que presuntamente padeció a manos de su expareja y que supuestamente le llevaron a abandonar la isla de Carloforte con sus hijos sin contar con el permiso paterno.
En la vista está previsto que se expongan además los informes que los servicios sociales italianos realizaron sobre los menores, entre otras de las pruebas aportadas por las partes.Actualmente, Arcuri cuenta con la guarda y custodia provisional de los menores y Juana Rivas tiene derecho a un sistema de comunicación por videollamada diaria.
Será a partir de hoy cuando la justicia italiana decida sobre la custodia y el régimen de visitas respecto a los pequeños, que permanecen desde finales de agosto en Italia con su padre.

Juana Rivas llega a Italia para comparecer en la vista por la custodia de sus dos hijos