Las medidas contra el arrastre de suelo tras los incendios están funcionando

miembros de las brigadas de extinción tratan de controlar un incendio en pontevedra efe
|

Los tratamientos de urgencia para evitar la pérdida de suelo en los mayores incendios de este año "están funcionando muy bien", a pesar de que se trata de una "carrera contra reloj" y no es posible llegar a todos los lugares, según el director del Centro de Investigación Forestal de Lourizán, José Antonio Vega.
En declaraciones a Efe, Vega lamentó que este año la lluvia había dado poco tiempo, pero opinó que se había empezado "a tiempo" con las labores de tratamiento de los terrenos y, tras las recientes lluvias, no se han registrado "problemas graves", aunque pueda registrarse alguna acumulación puntual de sedimentos.
El especialista explicó que se habían monitorizado diversas parcelas y se han constatado menos problemas de los previstos incluso en zonas muy ventosas o próximas al mar, como O Pindo o Porto do Son.
En estas parcelas se instalan fajinas biodegradables que recogen suelo perdido durante episodios de lluvia, que se limpian para hacer un seguimiento continuado, con mediciones también de la cantidad e intensidad de las precipitaciones.
José Antonio Vega subrayó que este año es la primera vez en España que se realizan estos tratamientos a gran escala, de manera planificada y en coordinación de los diversos organismos de las administraciones central y autonómica.
En este plan se ha actuado en el entorno de un 15 por ciento de la superficie de mayor riesgo quemada por una decena de los incendios más grandes registrados este año y cinco equipos recorren el terreno desde septiembre.
Además de los trabajos de urgencia, se continúa actuando en las cuatro provincias, en las redes de drenaje natural, o en cientos de kilómetros de pistas y cunetas, de manera que los puntos críticos están siendo atendidos de una manera que es la primera vez en España, no tanto por las técnicas aplicadas, sino también por la planificación, coordinación y amplitud de la actuación, insistió el director del centro de Lourizán.
Sobre la denuncia de existencia de algunos lugares con arrastres notables, el técnico pidió que no se "magnifique" lo que pueda observarse en un punto concreto, porque el funcionamiento de las medidas está siendo "un exitazo".
No obstante, concluyó que ninguna medida es suficiente, en función de la cantidad, intensidad y duración de las precipitaciones, pero destacó los porcentajes de suelo que no se pierde, cuando costó miles de años en formarse.

Las medidas contra el arrastre de suelo tras los incendios están funcionando