El 18% de los hogares no puede mantener su vivienda cálida

Un hombre pasea entre unos troncos en Roncescalles EFE/Jesús Diges
|

El 17,9 por ciento de los hogares españoles no pueden mantener su vivienda suficientemente cálida en invierno, un porcentaje que ha crecido en 4,3 puntos desde 2007 (último año del que hay datos) y que disminuye a medida que aumentan los ingresos medios del hogar.
Así, en 2012 el 25,6% de los hogares con unos ingresos netos anuales inferiores a 15.000 euros no podía mantener una temperatura adecuada los meses más fríos, un porcentaje que se reduce hasta el 10,8% en aquellos cuyos ingresos superaban los 28.000 euros.
Además, el 12,6% de los hogares denota falta de espacio, un porcentaje menor que el de 2007 cuando era del 15,9%, según el Módulo sobre Condiciones de Vida –que forma parte de la Encuesta de Condiciones de Vida– difundido ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).
No obstante, a pesar de los problemas citados, el 88,1% de los hogares está satisfecho con la vivienda en la que reside, un porcentaje que registra sus tasas más altas en Asturias (93,6%), Galicia (93,4%) y Aragón (93,1%) y las más bajas en Madrid (76,8%), Canarias (84,6%) y País Vasco (85,8%). Además, el 74,8% de los hogares afirma que no tiene ningún problema relacionado con su vivienda.
Unos de los problemas más generalizado, denunciado por el 14,6% de los hogares, son los ruidos de la calle o los producidos por los vecinos, mientras que el 10% tuvo problemas de delincuencia o vandalismo y el 7,8% de contaminación.
El INE explica que la falta de espacio en la vivienda varía según el tamaño del municipio donde está ubicada, de modo que los municipios de más de 500.000 habitantes son los que registran más viviendas con falta de espacio mientras que los de menos de 10.000 habitantes tienen el menor porcentaje .
En cuanto al acceso a servicios desde la vivienda, los de más difícil acceso declarados por los hogares son los postales, los sanitarios y la enseñanza.

El 18% de los hogares no puede mantener su vivienda cálida