Rajoy se compromete a bajar los impuestos cuando se cumpla el déficit, y el precio de la luz

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy | Kiko Huesca (efe)
|

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se compromete a bajar los impuestos cuando se cumpla el déficit del 3% y a reducir de forma “progresiva” los componentes regulados de la factura eléctrica en la medida en que exista “margen”.


Así lo señaló en una entrevista en la revista Valores, de KPMG, en la que marca como objetivos alcanzar los 20 millones de trabajadores en 2020, recuperar este mismo año todo lo perdido con la crisis y acometer una bajada de impuestos cuando se cumpla el déficit del 3 por ciento.


La meta de déficit comprometida para este año es del 3,1 por ciento, mientras que para 2018 el objetivo marcado contempla una reducción del déficit hasta el 2,2 por ciento, con lo que una vez logrado ese objetivo –lo que se conocerá a principios de 2019– España saldría del procedimiento de déficit excesivo en el que lleva inmerso desde 2009.


Rajoy destacó que la economía española ha experimentado una “transformación sin precedentes” gracias a las reformas de los últimos en ámbitos como el laboral, el financiero o el energético, lo que ha permitido que España se sitúe a la cabeza del crecimiento de las principales economías del euro y hará que recupere en la primera mitad de este año el PIB perdido durante la crisis.

Crecimiento sólido
En este sentido, subrayó que se trata de un crecimiento “equilibrado” y que hay “infinidad de datos que nos dicen que vamos por el buen camino y que el crecimiento es sólido”, por lo que marca como retos económicos mantener el crecimiento, que en 2016 fue del 3,2% del PIB, y mantener en el tiempo las reformas implementadas. A mayor plazo, Rajoy afirmó que dentro de diez años ve a España “a la cabeza de Europa, como un país de oportunidades, un país moderno y un país, como hoy, idóneo para vivir”.


Respecto al modelo energético, Rajoy señaló que todavía se arrastran cargas generadas por “políticas del pasado”, pero afirmó que se está trabajando de forma activa para no elevar los componentes de la factura eléctrica que dependen de la regulación.


De hecho, aseguró que en la medida que vaya existiendo “margen”, la intención del Gobierno es reducirlos de forma “progresiva”, así como mantener la sostenibilidad financiera de los sistemas energéticos y evitar que se vuelvan a producir déficits.


Por otro lado, Rajoy defendió que la reforma laboral “ha funcionado”, porque “ha permitido que el mercado laboral tuviera más pulso y más agilidad”, y sostuvo que su “éxito” se mide con las cifras, que muestran más de 540.000 afiliados a la Seguridad Social en 2016 y, en términos de EPA, un aumento de 413.900 ocupados y una bajada de 541.700 parados. Apuntó que el Gobierno se encuentra en “otra fase” en materia laboral, que pasa por la agenda integral de calidad en el empleo.

Rajoy se compromete a bajar los impuestos cuando se cumpla el déficit, y el precio de la luz