El clima preelectoral se apodera del salón de plenos en una sesión sin asuntos de alta relevancia

el ideal gallego-2019-04-02-005-da8e1bca
|

Las elecciones municipales tendrán lugar dentro de casi dos meses pero en María Pita ya son el tema central y en torno a esa cita gira casi toda la actividad municipal, incluido el pleno de ayer.


La sesión contó con un par de asuntos que apenas suscitaron debate y las cuestiones más relevantes o que mayores diferencias generaron tuvieron un marcado carácter electoralista. Una de ellas fue el proyecto de derribo del viaducto de la ronda de Nelle, epicentro de la escasa actividad del Gobierno municipal en las últimas semanas. 


El PSOE planteó una moción en la que requería mayor transparencia al Ejecutivo local a la hora de informar tanto a los vecinos de la zona como al resto de formaciones políticas del Ayuntamiento después de que la semana pasada criticasen que la entrega del proyecto se retrasase de manera deliberada para llegar más cerca de las elecciones.

La portavoz del Partido Socialista, Yoya Neira, indicó que el motivo de la demora es que detrás había “fines electorales” por parte del Ayuntamiento y añadió que el mismo objetivo se persiguió con la colocación en el exterior del palacio de María Pita de una mesa sobre el proceso en torno al futuro de la fachada marítima.

Estrategia
Al Partido Popular tampoco le pasa desapercibida la estrategia del Ayuntamiento y su concejal Martín Fernández Prado destacó que se trata de una “obra de marcado carácter electoralista después de tenerla cuatro años olvidada”. El edil recordó que por ahora es un proyecto y que será el próximo gobierno el que se encargue de llevarla a cabo.


Avia Veira no entró tanto en la cuestión electoral pero apoyó la petición de una mayor “transparencia na información ós veciños” y recordó que en el BNG no conocen el proyecto.


El concejal de Regeneración Urbana, Xiao Varela, respondió a las críticas indicando que la obra “chega cando puido chegar” y que los proyectos “non se fan dun día para outro”, además de rechazar las acusaciones de falta de transparencia.


El pleno estuvo marcado por las alusiones al balance de estos cuatro años y previsiones a partir del próximo 26 de mayo. Por ejemplo, el PP recordó por medio de su edil Miguel Lorenzo que durante este mandato no se construyó ningún centro cívico ni aumentaron las plazas en escuelas infantiles. También realizaron cuestiones sobre la Ciudad Vieja o el ámbito deportivo, dos temas que sobre los que su candidata Beatriz Mato ya presentó propuestas. Además, la formación popular volvió a llevar al salón de plenos el centro de salud de Santa Lucía, un asunto que desató polémicas de manera continua desde 2015. 
El PP planteó una moción en la que su portavoz, Rosa Gallego, criticó que el alcalde rechazase la construcción de un nuevo ambulatorio y conocer los proyectos que elaboraron los vecinos ante la falta de acuerdo con la Xunta. Tanto el PSOE como el BNG coincidieron en que este asunto tuvo un trasfondo electoral y el concejal de Empleo, Alberto Lema, indicó que la intención del PP era que no hubiese acuerdo.
Centro de día 


El pleno también dio su visto bueno al cambio de uso de una parcela en Eirís para que la Asociación de Daño Cerebral Adquirido de A Coruña (Adaceco) pueda construir un centro de día.


El asunto contó con el apoyo de todos los grupos y permitirá cederla a la asociación. La parcela tiene cuenta con una superficie de 1.975 metros cuadrados y está en la calle de Solís. l

El clima preelectoral se apodera del salón de plenos en una sesión sin asuntos de alta relevancia