Una adolescente supera el Covid y luego un trasplante de corazón

Aspecto del área de la UCI pedriátrica del Hospital de la Vall d’Hebron de Barcelona | marta pérez (efe)
|

Una adolescente ha sido trasplantada del corazón en el Hospital de la Vall d’Hebron de Barcelona tras haber superado el Covid-19, el primer trasplante pediátrico y adulto que se ha hecho en España a un paciente que ha superado el coronavirus. 

La joven padece una estenosis mitral, una cardiopatía congénita que se caracteriza por un estrechamiento del orificio de la válvula mitral del corazón, de la que debió ser operada por primera vez a los seis meses de edad. 

El Hospital de la Vall d’Hebron informó ayer de que la joven evoluciona bien de la intervención y que solo ha debido pasar once días en la unidad de curas intensivas pediátricas después del trasplante y ya está en planta. 

El doctor Ferran Gran, cardiólogo pediátrico y coordinador médico de Trasplante Cardíaco Pediátrico de Vall d’Hebron, explicó que la joven “es una paciente compleja que a lo largo de su vida ya se había sometido a cuatro cirugías mayores de corazón a causa de su cardiopatía”. 

Complicaciones
Como presentaba varias complicaciones, entre ellas hipertensión pulmonar grave, se decidió que la mejor opción médica era hacer un trasplante de corazón y fue durante las pruebas preoperatorias cuando se le detectó el Covid-19 mediante una prueba de cribado (PCR). 
Desde que empezó la pandemia de coronavirus, la prueba de la PCR se hace a los pacientes que han de ser trasplantados en Vall d’Hebron, pero en el caso de esta joven el equipo médico detectó previamente una sintomatología compatible con neumonía. 

La PCR que se le realizó confirmó que la adolescente tenía Covid-19, por lo que estuvo ingresada en el hospital infantil por una neumonía y, una vez recuperada, recibió el alta. 

El doctor Pere Soler, jefe de la Unidad de Patología Infecciosa e Inmunodeficiencias de Pediatría del centro, indicó que “la paciente no hizo un cuadro grave por Covid-19 y su evolución clínica fue bastante buena”. 

Ya en casa, en una de las llamadas del programa de seguimiento telefónico después de tener el alta, la madre de la joven comentó que la adolescente no se encontraba bien y que creía que se debía a su problema de corazón. Soler explicó que contactaron con Cardiología Pediátrica y “la paciente acudió al centro donde, cinco horas después de llegar, sufrió un paro cardíaco a causa de una arritmia, motivo por el que debió ingresar en la unidad de curas intensivas pediátrica”.

Un mes más tarde 
El trasplante de corazón de la adolescente pudo llevarse a cabo dos semanas más tarde de este ingreso, un mes después de que la menor sufriera la neumonía a causa del Covid-19 y superado el periodo de 21 días de seguridad recomendados después de la enfermedad. 

El doctor Joan Balcells, jefe de la UCI Pediátrica de Vall d’Hebron, precisó que “se le hicieron dos pruebas PCR, separadas por un periodo de 48 horas y que salieron negativas, para asegurar que su recuperación era total”. Por su parte, el doctor Raúl Abella, jefe del Servicio de Cirugía Pediátrica del mismo hospital, indicó que antes del Covid-19 ellos iban al hospital del donante “a hacer la extracción y la recogida del órgano, pero ahora, por seguridad, se encargan los profesionales del hospital del donante”. 

En el caso del donante, se descarta el que haya sufrido cualquier patología clínica compatible con Covid-19, pues se hace también una encuesta epidemiológica para averiguar si el donante o alguien de su familia ha sufrido esta enfermedad 21 días antes de la donación.  Aunque el donante no haya presentado ningún cuadro clínico de la enfermedad, se le hace una prueba PCR 24 horas antes de la extracción. 

Una adolescente supera el Covid y luego un trasplante de corazón