La constante subida de la incidencia en España puede aumentar la presión hospitalaria

La Secretaria de Estado de Sanidad, junto a la Directora de la Agencia española del Medicamento | kiko huesca
|

El Ministerio de Sanidad contabilizó 22.013 nuevos positivos desde el pasado viernes, con lo que la cifra total de contagios se eleva a 1.819.249, y la incidencia acumulada subió diez puntos hasta los 224,88 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días.

Según los datos de Sanidad, el número de fallecidos desde el inicio de la pandemia alcanza los 49.260 tras contabilizarse 334 nuevos decesos desde el viernes.

En rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa, la secretaria de Estado de Sanidad , Silvia Calzón, destacó el ligero incremento de casos desde el pasado viernes, aunque alertó de que al ser lunes puede existir una demora en notificar nuevos contagios.

En todo caso, señaló que la incidencia acumulada en los últimos siete días sigue reflejando una tendencia ascendente, lo que podría desembocar en un empeoramiento de la presión hospitalaria en próximas fechas.

Asimismo, hay ingresados 11.431 enfermos de Covid en los hospitales, dos centenares más que el viernes, con una ocupación hospitalaria del 9,40%, casi tres décimas más que el viernes, cuando era del 9,14 por ciento.

La presión de las UCI baja ligeramente, al pasar del 20,1% de las camas ocupadas el viernes, al 20 por ciento de ayer.

Por comunidades, la mayor incidencia de contagios se registra en Baleares, con 406 casos por cada 100.000 habitantes frente a los 338 del pasado viernes. Tra ella, le sigue Madrid, con 300 casos, con 276 hace tres días, y Extremadura, con 280, que suma 18 más que el viernes.

En el otro extremo, Ceuta baja a 106, 24 menos que el pasado viernes; Canarias repunta ligeramente hasta 133; Andalucía también sube algo, con 138.

La presión en la UCI es más alta en La Rioja, con un 35% de las camas ocupadas, aunque baja algo, seguido de Castilla y León, con el 29%; Cataluña, con el 28%; y Madrid, con el 26%, medio punto más que el viernes.

Por otro lado, el impacto del virus entre los internos dependientes de la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias es 2,2 veces inferior al de la población general, según señala el segundo informe sobre Covid-19 en las prisiones.

Con tres fallecidos desde que comenzó la pandemia, la tasa de mortalidad en las cárceles es diecisiete veces inferior al del resto de la población y la de hospitalización, con cuarenta internos, cinco veces más baja, según el estudio elaborado por la Subdirección General de Coordinación de la Sanidad Penitenciaria.

Por otro lado y ante la situación epidemiológica, el Govern de Baleares acordó ayer, de forma extraordinaria, que la isla de Formentera pase a nivel 2 de riesgo medio en respuesta al aumento de casos de coronavirus.

Asimimo, Castilla y León se muestra “preocupada” por la evolución de la pandemia en su territorio, con una mención expresa a Palencia capital donde no se descarta la adopción de medidas específicas correspondientes al nivel 4 de alerta como el cierre de la hostelería de interior.

Además, la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, avanzó ayer que el Gobierno autonómico está estudiando la posibilidad de ampliar la restricción de movilidad nocturna “como mínimo” una hora más, hasta las 07.00 horas, para así evitar que la gente “siga yendo a fiestas”.  

En otra línea, el conseller de Educación de la Generalitat, Josep Bargalló, garantizó que las escuelas estarán abiertas en el caso de que haya un confinamiento de la población por el Covid-19 y un cese de la actividad industrial.

La constante subida de la incidencia en España puede aumentar la presión hospitalaria