Atribuyen a una acumulación de gas la explosión en el edificio central de Pemex

un hombre camina frente a las flores puestas ante la sede de pemex efe
|

Las autoridades mexicanas atribuyeron ayer a una acumulación de gas la explosión que se registró el pasado jueves en la sede corporativa de Petróleos Mexicano (Pemex), que causó 37 muertos y más de un centenar de heridos. “La causa es clara: fue una explosión de gas”, afirmó el fiscal general de México, Jesús Murillo, al dar cuenta en una rueda de prensa de los datos preliminares aportados por los peritos que investigan las causas que originaron la tragedia.

Murillo descartó la posibilidad de que hubiera estallado un artefacto explosivo, porque los laboratorios no encontraron rastros de ello, y dijo que probablemente se trate de una acumulación de gas metano que estalló por alguna chispa.

 

origen

Sin embargo, el titular de la Procuraduría General de la República dijo que no se ha establecido aún el origen del gas que se filtró hasta el subsuelo del edificio, donde una cuadrilla de trabajadores hacía labores de mantenimiento de los pilares.

Entre los indicios que apuntó sobre la “explosión difusa” que causó el siniestro mencionó el hecho de que no apareció un cráter y que la explosión fue “lenta, horizontal y definida, característica de una explosión de gas”.

También indicó que las vigas de acero no presentaban fracturas (un artefacto explosivo las habría quebrado) y que los cuerpos de las víctimas “no presentaban desmembramiento”. Señaló que solo se encontraron restos de quemaduras en las tres personas que estaban trabajando en el subsuelo, y agregó que las víctimas no tenían daños en los tímpanos, característicos de la detonación de un artefacto.

Esa acumulación de gas, hizo que estallara el área del subsuelo y que impulsara hacia arriba las losas de los pisos superiores.

Atribuyen a una acumulación de gas la explosión en el edificio central de Pemex