Inditex apuesta por su negocio en Rusia pese a la incertidumbre que rodea la economía del país

Tienda de Zara. Archivo

La multinacional coruñesa Inditex sigue apostando por Rusia, a pesar de que la incertidumbre sobre el futuro del rublo, que se ha devaluado en más de un 50 por ciento en unos pocos meses, ha obligado a muchas compañías de todos los sectores, desde el textil hasta la automoción, a suspender temporalmente los suministros a Rusia para evitar sufrir pérdidas.
La empresa fundada por Amancio Ortega, que ve Rusia como el mercado con más perspectivas para la expansión de sus tiendas en los próximos años, desmintió la información publicada por el diario ruso “Védomosti” sobre la suspensión de suministros y aseguró que estos continúan con normalidad.
“No ha habido ningún cambio. Las operaciones de Inditex en Rusia continúan y van a continuar con normalidad”, subrayó una portavoz de la compañía.
Precisó que la confusión pudo deberse al retraso de la última partida, que debía llegar esta semana a las tiendas de Rusia, y aseguró que llegará a su destino en los próximos días.
Mientras, BNS Group, la corporación que dirige en Rusia las cadenas de ropa Calvin Klein, Armani Jeans, Michael Kors y TopShop, ha sido una de las compañías que ha cesado los suministros.
El director general de la filial rusa de TopShop, minorista textil británico que opera en 37 países, explicó que la decisión está motivada por las fuertes oscilaciones que ha sufrido la moneda rusa en la última semana.
“El precio de coste es virtual, porque nadie sabe con qué cotización hacer las cuentas”, apuntó el ejecutivo en relación al problema con el que se han encontrado los importadores que adquieren sus mercancías en dólares y euros.
Hace cuatro días, en una jornada que algunos ya han bautizado como el “martes negro”, el rublo perdió el 25% de su valor y alcanzó marcas históricas negativas en su cotización ante el dólar y el euro.
Aunque la moneda rusa recuperó enseguida sus posiciones de comienzos de la semana, el pánico se adueñó tanto de las empresas como de los consumidores, que comprobaron la rapidez con la que sus inversiones y ahorros pueden convertirse en papel mojado.

Inditex apuesta por su negocio en Rusia pese a la incertidumbre que rodea la economía del país

Te puede interesar