Defiende las grabaciones de las reuniones con la AFE

El presidente de la AFE, David Aganzo, en una imagen de archivo | efe
|

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) respondió con una carta firmada por su director de departamento a la petición de explicaciones de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), aclarando que estaba acordada la grabación de los audios difundidos por la SER de las reuniones para buscar soluciones a la crisis generada por el Covid-19.

La RFEF defiende que todos los presentes en la comisión de seguimiento, entre ellos AFE, conocían desde la primera reunión celebrada el 12 de marzo que se grabarían las conversaciones “para que quedara constancia” y sin “oposición de ninguno de los intervinientes”.

Además apunta a “la sospecha de que AFE tiene una agenda oculta”, con la que “pretende esconder tanto a sus afiliados como a la opinión pública sus propias manifestaciones” e incluso que la postura que defiende la asociación es “claramente contraria a los intereses sindicales de los futbolistas españoles”.

En el escrito firmado por Pedro González Segura y dirigido a David Aganzo, presidente de AFE, por su escrito del 9 de abril con el que solicitó información acerca de la grabación en la comisión de seguimiento, la RFEF aclara “que al comienzo de la primera reunión, se acordó, sin oposición de ninguno de los intervinientes, grabar las conversaciones de la comisión para que quedara constancia de ello”.

Y añade que “en cualquier caso, cuando la comisión se ha reunido telemáticamente, en las pantallas de cada uno de los intervinientes aparece en todo momento un piloto rojo que informa que se está produciendo la grabación de toda la reunión”.

Acusa en un punto del escrito la RFEF a AFE de difundir a los medios de comunicación una nota de prensa de la reunión celebrada el 7 de abril “en la que se contenía una versión de lo acaecido contraria a lo que realmente había ocurrido”. Por ello, “con la finalidad de preservar el derecho a recibir una información veraz” remitió una nota “corrigiendo las inexactitudes con la realidad” y “acompañando, al primer medio que lo pidió, las grabaciones que así lo acreditaban”.

La Federación rebate el derecho a la intimidad al que alude en su escrito AFE, al celebrarse la reunión “en presencia de más de 20 personas” y no ser secreta. Y apunta como “practica habitual” del sindicato de futbolistas “enviar a los medios, incluso antes de ser recibidas en la Federación, todas las cartas y escritos con una voluntad manifiesta de dar a conocer el contenido de los temas que nos atañen”.

Defiende las grabaciones de las reuniones con la AFE