Cani llama a la puerta

|

Víctor Sánchez del Amo apostará el sábado ante el Levante por un once a priori menos conservador que el configurado para el último mes de competición, sin el ‘trivote’ en el centro del campo.
El técnico deportivista busca la fórmula para devolver a su equipo a la victoria, un resultado que se resiste desde el 19 de diciembre de 2015; el sábado, día del envite ante el Levante, se cumplirá justamente un trimestre desde esta fecha, por lo que urge sumar de tres en tres, en esta ocasión frente al colista.
En la jornada de ayer en la Ciudad Deportiva de Abegondo hizo mucho hincapié en la necesidad de poseer la iniciativa y el balón, lógicamente, actuando como local ante el Levante.
El míster ya pudo contar con la presencia de Laure, que el martes no había podido tomar parte en el test vespertino debido a un esguince de tobillo.
El doble susto de la jornada lo protagonizaron los centrales Alberto Lopo y Alejandro Arribas, que no pudieron concluir la sesión matinal de ayer debido a sendos contratiempos físicos que, por fortuna, no revisten gravedad. El zaguero catalán padece unas molestias en el tobillo, mientras que el madrileño Arribas fue víctima de un ‘bocadillo’ en el muslo en un encontronazo con el delantero uruguayo Jonathan Rodríguez.
En principio ninguno de los dos debería tener problemas para ejercitarse hoy en Abegondo (10.30 horas) y de estar disponible en la convocatoria del fin de semana frente al Levante.
Otro hombre importante que está dosificando sus fuerzas esta semana es el portero Germán Lux, mermado por el dolor que le origina la magulladura de su fuerte contusión del pasado sábado con el atlético Correa.
El ‘Poroto’ tampoco se perderá salvo hecatombe un encuentro crucial para la permanencia como el que medirá a Deportivo y Levante el sábado a las 20.30 horas en Riazor.
Como ya viene siendo tradicional en las últimas campañas, el argentino ejerció de parrillero en el asado de confraternización del que disfrutó la plantilla a la conclusión de la actividad física.
Nada mejor que compartir mesa y mantel para unir fuerzas en un tramo de la temporada con unos resultados irregulares, que deben ser subsanados pronto.

Cani llama a la puerta