ARTEIXO-El municipio logra reducir en un 92% los robos de cable de cobre en solo dos años

2014011122433935905

Los hurtos de cable de cobre en Arteixo han experimentado una reducción vertiginosa en los dos últimos años. Según los datos facilitados por la Concejalía de Obras, estos robos se han minimizado en un 92% en comparación con la cuantía que le costó al Ayuntamiento estas sustracciones en 2011 y en 2013.
Las arcas municipales tenían que reponer hace ahora dos años 90.000 euros que los ladrones se habían llevado en forma de cobre del alumbrado público. En todo 2013, la cuantía se queda en 7.526 euros, en comparación es poco más de lo que se llevaron los cacos en 2011 del embalse de Meicende.
El concejal responsable del departamento, José Ramón Amado, explica que cuando llegó a la concejalía se topó con el robo constante de cable de cobre. Después de probar un par de sistemas, al final optó por sellar las arquetas y contratar un sistema por el que los amigos de lo ajeno no pueden tirar del cable. “Nos queda el aéreo, que es más difícil controlarlo”, apunta.

Lugares
Con mucha diferencia, la parroquia de Monteagudo ha sido el lugar más castigado por este tipo de robos. De los cinco hurtos contabilizados en 2013, tres se han producido en diferentes lugares de esta parroquia. Más uno en Armentón y otro en Sorrizo.
El más costoso tuvo lugar en el área recreativa de Os Barreiros. Los ladrones consiguieron llevarse hasta 4.894,01 euros de este material.
Los siguientes robos en esta parroquia fueron bastante más pequeños. Por ejemplo, en el lugar de Gomesende, el hurto le supuso a las arcas municipales 470,09 euros. La tercera sustracción fue en el lugar de Casanova, por 50 euros.
Tampoco se quedaron atrás los ladrones que decidieron arrancar el cable que va desde Armentón de Arriba al lugar de Fillazós, también en la parroquia de Armentón. En este caso, la actuación de los malhechores hizo que la Concejalía de Obras tuviese que reponer hasta 1.706 euros de este material.
El último robo contabilizado por el sistema de avisos del departamento en cuestión se sucedió en el lugar de Alvite, en la parroquia de Sorrizo. En este caso, la fechoría supuso 406,56 euros al Ayuntamiento. A las puertas de 2014, en la parroquia de Morás sufrieron un intento de robo de cable aéreo. Como indicaba en su día Amado, la colaboración ciudadana hizo posible que los ladrones no consiguiesen su objetivo, después de que los vecinos alertasen de sus sospechas.

ARTEIXO-El municipio logra reducir en un 92% los robos de cable de cobre en solo dos años

Te puede interesar