Cerca del 60% de los accidentes de tráfico se concentra en cinco calles

|

Los accidentes de tráfico son un mal diario en A Coruña, como en cualquier ciudad moderna. De hecho, cada día se producen casi tres siniestros relacionados con la seguridad vial, muchos de ellos atropellos. Pero no todas las calles exhiben los mismos índices de siniestralidad. Porque, según las estadísticas municipales, solo cinco vías acumulan casi el 60% de los accidentes contabilizados durante el año pasado: se trata de la ronda de Outeiro, Alfonso Molina, Juan Flórez y la avenidas de Arteixo y Finisterre.
Por supuesto, el número de siniestros que tiene lugar en una vía viene determinado por su tamaño y la cantidad de vehículos que la recorren cada día, pero hay que tener en cuenta también otros factores. Por ejemplo, la ronda de Outeiro, que encabeza la lista, con cerca de ochenta siniestros, es una de las arterias más largas de la ciudad pero también es una de las que cuentan con algunos de los desniveles más pronunciados, cuestas que que entorpecen la visión o que hacen más difícil frenar cuando las condiciones no son las ideales. Hace unos días, una mujer de 81 años resultó herida grave en esa ronda, a la altura del colegio de la Sagrada Familia, cuando el vehículo en el que viajaba en el asiento del copiloto fue embestido por un turismo que viajaba en sentido contrario y que patinó en el firme mojado, sin poder detenerse. 
Y es que otra de las características de las vías más peligrosas de la ciudad es que tienen varios carriles. El peligro se encuentra, como señalan los propios policías locales, en los cambios de carril: “No hay que dudar, pero si advertir con suficiente tiempo poniendo el intermitente, y asegurarse de que el carril está despejado”.
Parece un consejo muy básico, pero es obvio que no todos los coruñeses lo siguen, puesto que cerca de 300 de las colisiones que se registran cada año son laterales o frontolaterales. Aunque la mayor parte de las veces no dejan heridos que lamentar, o éstos no son de consideración, si contribuyen a causar trastornos en el congestionado tráfico coruñés.  Y les siguen de cerca los alcances y choques contra vehículos estacionados

En alfonso molina
Por supuesto, Alfonso Molina sigue siendo uno de escenarios más habituales de accidentes de tráfico. Aunque el año pasado el número de siniestros bajó, la principal vía de entrada y salida de la ciudad conserva su segundo puesto inalterable, debido precisamente a los cambios de carril que tienen lugar a la altura de la salida de la autopista en sentido entrada, y la de Carrefour en sentido salida. 
Habrá que esperar a las estadísticas del presente año para saber si la apertura de la Tercera Ronda ha afectado la tasa de accidentalidad de Alfonso Molina.Aun así, otras grandes avenidas han exhibido durante el último año un comportamiento más irregular: mientras que el número de siniestros registrados en la de Finisterre cayó a la mitad en casi un año, los accidentes se han incrementado bastante en la avenida de Arteixo. Pero en general, el ranking se mantiene estable año tras año.

Cerca del 60% de los accidentes de tráfico se concentra en cinco calles