La riqueza neta de las familias españolas se redujo en más de un 4 por ciento el año pasado

|

  La riqueza financiera neta de las familias residentes en España, es decir, la diferencia entre el ahorro que acumulan y los préstamos que tienen concedidos, cayó el 4,12% en 2011 y se situó en 786.359 millones de euros.

Según los datos publicados ayer por el Banco de España, la riqueza financiera neta de las familias se vio reducida en 33.764 millones de euros en términos absolutos, en reflejo de la crisis.

En comparación con el trimestre anterior, sin embargo, las familias vieron subir muy ligeramente su riqueza financiera, el 0,3%, en comparación con los 783.577 millones netos que tenían al finalizar septiembre.

Por su parte, los activos financieros –dinero en efectivo, acciones, depósitos y valores en renta– sumaban 1,718 billones a finales de diciembre, lo que implica una reducción del 3,49% en comparación interanual y una ligera caída del 0,12% frente al periodo anterior.

Los pasivos financieros de las familias bajaron a 932.357 millones en 2011, el 2,94% menos que en 2010.

La riqueza neta de las familias españolas se redujo en más de un 4 por ciento el año pasado