Sin brillantez pero líderes

Los futbolistas blanquiazules celebran la consecución del único tanto que le endosaron el pasado domingo al Coruxo (1-0) en Riazor | quintana
|

Resultadismo sin preciosismo. El RC Deportivo se ha aferrado al pragmatismo para liderar el grupo I de Segunda B, con diez puntos sobre un total de doce posibles que han llegado sin brillantez pero rubricando tres victorias y un empate en cuatro compromisos.

Mientras una parte del entorno blanquiazul exige mucho más a una plantilla y a un cuerpo técnico confeccionados para marca la diferencia en la categoría de bronce, otro sector del deportivismo se conforma con la dictadura de los números, que a fin de cuentas serán los que posibiliten el retorno al fútbol profesional a cierre de ejercicio. 

El debate en la masa social herculina está abierto; incluso los expertos en la materia poseen opiniones divergentes respecto al arranque de temporada del Deportivo.

Por un lado, hombres como el exdeportivista y ahora entrenador argentino Carlos Brizzola mantienen la convicción de que la clasificación manda por encima de todo.

“En la situación en la que está el Deportivo es muy importante el resultadismo, es algo obvio; partiendo de esa base a todos nos gustaría que fuese un poco más dominador en los partidos”, reflexiona en voz alta.

“Está claro que de momento no está habiendo brillantez ni demasiada fluidez, sobre todo en el juego ofensivo, pero también es cierto que hay futbolistas que se encuentran por debajo de su mejor nivel y esa carencia individual por supuesto que afecta al rendimiento colectivo, hay que seguir mejorando”, agregó Brizzola, quien cree a pies juntillas que el secreto para optimizar las prestaciones del Deportivo radica en el “mayor rodaje”.

“Llevamos cuatro partidos de Liga y hubo otros tantos amistosos; en total han sido ocho partidos, los que en una pretemporada normal se hubiesen celebrado. El Depor y su entrenador necesitan más tiempo”, concluyó.

En contraposición al míster suramericano, otro exblanquiazul como Paco Liaño se muestra mucho menos condescendiente con el déficit de fútbol de este Depor 20-21.

“Sin duda se le debe exigir mucho más a este Deportivo,  otro nivel, independientemente de que sea líder o no; el club debe responder a su grandeza y debe exhibir un tono competitivo muy superior”, precisó el excancerbero cántabro.

“Sin lugar a dudas hay plantilla para mucho más, el Deportivo es líder gracias a esta calidad individual y no al juego colectivo. Algunos jugadores no están a la altura a estas alturas de curso pero también es cierto que falta mucho juego y acoplamiento colectivo para que los jugadores se sientan mejor”, apostilló Liaño.

Sin brillantez pero líderes