Todas las ciudades gallegas menos Ourense mantienen el cierre perimetral

Un operario municipal realiza labores de desinfección en el centro de Ourense | brais lorenzo (efe)o
|

El comité clínico de la Consellería de Sanidade que hace el seguimiento de la evolución del Covid-19 en Galicia decidió ayer mantener invariables las medidas de restricción impuestas en las ciudades gallegas, de tal manera que todas ellas, excepto Ourense, seguirán con cierres perimetrales y aforos más restringidos.

Aunque sobre la mesa estaba la posible apertura del perímetro de A Coruña, parece que las últimas jornadas, en las que subió de nuevo la incidencia acumulada en la ciudad herculina, han hecho que el comité clínico optase por mantener el cierre.

Del mismo modo, los expertos también decidieron que el Ayuntamiento de Rianxo pase al nivel máximo. Por contra, el comité suavizó las medidas en Muxía, Meis, Ribadumia, Cerdedo-Cotobade, Pontecaldelas y Vilaboa, que pasarán a nivel básico, por lo que se suprimirá la limitación de la movilidad.   Además, se acordó que Moaña descienda al nivel medio, mientras que Vilalba, Tui y Ponteareas dejan el nivel máximo y pasan al medio alto.

Tras analizar la evolución epidemiológica, el comité también acordó que se mantenga una vigilancia especial en Verín –como ya había tras la última reunión–, mientras que también habrá mayor observación de los casos de los ayuntamientos de Aranga, Noia, Porto do Son, Vilagarcía de Arousa, Viveiro, Burela, Dozón, Vedra, Muros y Xinzo de Limia.

 

La Navidad, hoy

Todas estas medidas se publicarán hoy en el Diario Oficial de Galicia y entrarán en vigor a las 00.00 horas del miércoles, mientras que hoy el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, informará de las medidas definitivas que se han tomado para la celebración de las próximas fiestas navideñas.

Por otra parte, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, adelantó que la reunión de seguridad que se celebrará también hoy, en la que participarán los representantes de las fuerzas de seguridad y la Fegamp, se pedirá “reforzar” las zonas “concurridas” y la vigilancia en el tramo horario entre las 18.00 y las 22.00 horas. Feijóo pidió especial atención en los ocho días acumulados de “fiestas”, es decir, entre el 24 y el 27 de diciembre y el 31 de diciembre y el 2 de enero.

La reunión será con la Delegación del Gobierno –como representante de la Guardia Civil y Policía Nacional– y con los jefes de las policías locales, un representante de Protección Civil, así como el presidente de la Federación de Municipios e Provincias (Fegamp), el también regidor de Vilagarcía Alberto Varela.

El Gobierno autonómico ejercerá en esta reunión, manifestó Feijóo, como “autoridad delegada en el estado de alarma” y, en este ámbito de competencias, la Xunta pedirá a los cuerpos de seguridad “prioridad” en las inspecciones, en los lugares más concurridos en estas fechas, como terrazas de restauración o calles comerciales.

“Lo que vamos a transmitir es pedirles prioridad durante estas fechas en la inspección de los lugares más concurridos en hostelería, bares, terrazas, en las calles comerciales, que nos ayuden a cumplir las distancias, las normas de mascarilla y también el resto del protocolo”, adelantó Feijóo. Además, en ese encuentro que tendrá lugar hoy, a dos días de la Nochebuena, el Gobierno autonómico instará a que las policías se concentren en los lugares “más concurridos durante las fiestas”.

Todas las ciudades gallegas menos Ourense mantienen el cierre perimetral