Amaral | “Se te pone un nudo en la garganta de emoción cuando se dan aplausos a mitad de canción”

el ideal gallego-2019-10-30-036-18816cfd

Acaban de publicar su octavo disco, “Salto al color”, y el sábado lo presentan en la ciudad con un concierto en el Coliseum, una actuación que, tal y como explica Eva Amaral, cuenta con la misma energía y emoción que el disco.  

 

El disco cuenta con un par de guiños a Galicia, como la versión de “Ondas do mar de Vigo”, ¿Cómo surgió?

El hecho de hacer la cantiga de Martín Códax se dio realmente gracias a Carlos Núñez, que fue el que nos la descubrió. Nos quedamos enamorados de esa melodía, de esa maravillosa composición y, cuando estábamos acabando de grabar “Salto al color”, pensamos que podía ser una bonita introducción para “Mares igual que tú”, hacer un fragmento de la cantiga y homenajear a todos los artistas que han sentido fascinación por el mar.

 

¿Qué significa Galicia para Amaral?

Significa muchas cosas porque es una tierra en la que tenemos gente cercana, muchos amigos que están muy cercanos a nosotros, son familia. Somos de Zaragoza, pero es curioso porque no sentimos Galicia como algo ajeno. Nos fascinó en nuestras primeras visitas, por lo distinto que era a nuestra tierra natal y, con los años, nos ha ido ganando con su gente.

 

En el conjunto del disco se aprecian elementos de diferentes tradiciones, pero no dejáis de lado otros como la música electrónica.  

Todo ello surgió de una manera natural y sobre todo nos fascinó el hecho de que cosas que aparentemente están distanciadas, como la guitarra portuguesa o elementos que vienen de la electrónica, sonoridades que vienen de la mano de la revolución digital, que en principio parece que no tienen nada en común, pero metido en una misma coctelera nos funcionaban perfectamente. Era una mezcla que nos parecía curiosa y que, además, sirve de hilo conductor al disco.

Somos de Zaragoza, pero es curioso porque no sentimos Galicia como algo ajeno. Nos fascinó en nuestras primeras visitas, por lo distinto que era

 

¿Se propusieron algún objetivo al crear “Salto al color”?

Pues precisamente que todas esas cosas distantes, que teníamos mezcladas en la cabeza, que sonaran con coherencia. El objetivo también era ser el disco que nos gustaría escuchar en otro artista, veíamos que necesitábamos que no solamente se pudiera escuchar, sino también más físico, que se pudiera bailar

 

Decían que era un disco positivo, pero no dejan de lado la realidad más cruda

La realidad está ahí y es muy difícil darle la espalda. Creo que el disco encara esas realidades desde un punto de vista más positivo o desde un punto de vista desde el que el análisis te lleva a recapacitar sobre ellas, pero también a verlas desde la conciencia y la acción.

 

Sólo pasaron dos meses desde la publicación, pero ¿Cómo está siendo la acogida?

Fantástica. Uno cuando termina de grabar un disco, con una evolución como éste, tiene esa especie de vértigo, pero la verdad es que nos hemos sorprendido gratamente porque la gente, además de haberlo recibido muy bien, comenta a través de las redes que cuanto más lo escuchan más les gusta. En los conciertos ya se cantan las canciones, de hecho, hay momentos en los que se dan aplausos a mitad de canción, que es muy emocionante, cuando te pasa eso a mitad de concierto, se te pone un nudo en la garganta de emoción.

 

A pesar de que acaban de publicar el disco y están comenzando la gira, ¿cuentan con alguna idea o plan para el futuro?

Pues, de momento, yo prefiero no pensarlo, pero Juan si que anda ya tramando cosas (risas), porque es tremendo, es un huracán. Yo ahora mismo estoy centradísima en este momento, en lo que pasa cada noche encima del escenario y en seguir mejorando este show, porque en cada actuación se te ocurren cosas nuevas que añadir sobre el escenario.

Amaral | “Se te pone un nudo en la garganta de emoción cuando se dan aplausos a mitad de canción”

Te puede interesar