El 1-O cumple un año con causas abiertas contra los líderes del procés

GRAF6676. BARCELONA (ESPAÑA), 30/09/2018.- El presidente de la Generalitat, Quim Torra, sostiene la misma urna en la que depositó su papeleta el 1-O, durante su visita esta mañana a la Escuela Oficial de Idiomas de Barcelona, lugar do
|

El referéndum ilegal sobre la independencia de Cataluña celebrado el 1 de octubre cumple hoy un año habiendo derivado en causas judiciales abiertas en el Tribunal Supremo contra los líderes del proceso soberanista, en la Audiencia Nacional con la excúpula de la Conselleria de Interior y los Mossos d’Esquadra, y en juzgados catalanes contra los impulsores de la logística, mossos, alcaldes y agentes de la Policía Nacional investigados por las cargas.
En el Tribunal Supremo están procesados por presunta rebelión y malversación el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, el exvicepresidente Oriol Junqueras, y los exconsellers Joaquim Forn, Jordi Turull, Raül Romeva, Josep Rull, Toni Comín, Dolors Bassa, Clara Ponsatí, mientras que solo por rebelión: la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, la número dos de ERC Marta Rovira, el expresidente de la ANC y actual diputado de JxCat, Jordi Sánchez, y el presidente de Ómnium, Jordi Cuixart.
También han sido procesados por supuesta desobediencia y malversación otros exconsellers como Meritxell Borrás, Lluís Puig, Carles Mundó, Santi Vila y Meritxell Serret, mientras que se les atribuye desobediencia a los exmiembros de la Mesa del Parlament Lluís Corominas, Lluís Guinó, Anna Simó, Ramona Barrufet, Joan Josep Nuet y a las exdiputadas de la CUP en el Parlament Mireia Boya y Anna Gabriel. En su auto de procesamiento, el juez Llarena considera que los encausados por rebelión impulsaron a la ciudadanía favorable a la independencia a que hicieran frente al dispositivo policial que tenía la orden judicial de impedir la votación del 1-O, lo que “supone, no ya aceptar el riesgo de una violencia claramente representable, sino directamente impulsar a una masa ciudadana a que desborde por la fuerza cualquier intención de contención que pueda provenir del Estado, tal y como finalmente aconteció el día de la votación”.

Juicio en enero
El juicio en el Alto Tribunal se prevé que se celebre en el mes de enero, justo después de las fiestas navideñas, aunque se deja en una pieza separada a los procesados que han sido declarados en rebeldía (Puigdemont, Comín, Ponsatí, Puig, Serret, Rovira y Gabriel) por lo que no se sentarán en el banquillo de los acusados, si bien no podrán regresar a España hasta que la causa prescriba y en el caso de regresar serán detenidos y juzgados.
Fuentes del Supremo indicaron que a partir de ahora prevén varias semanas para que se confirme el cierre de la instrucción del magistrado Pablo Llarena y se dicte auto de apertura de juicio oral, a lo que después la Fiscalía y la acusación popular de Vox deberán presentar sus escritos de calificación, en los que previsiblemente el Ministerio Público mantendrá su acusación por rebelión.
Mientras, diferentes entidades de toda Cataluña realizaron en la jornada de ayer actividades, concentraciones y marchas en institutos, centros cívicos, escuelas y locales que fueron colegios electorales en el referéndum del 1 de octubre de hace un año, así como actos de homenaje en el aniversario del 1-O. l
 

El 1-O cumple un año con causas abiertas contra los líderes del procés