Las literatura tendrá cobijo hasta el día 10 entre cuarenta casetas y un centenar de citas

Copia de El Ideal Gallego-2017-08-02-036-9e9b6b3c
|

Por ser una profesión que le entusiasma y a la que le ha dedicado mucho tiempo, y también porque va pareja a una afición por la lectura que va con ella desde que es niña, su pregón, el de la bibliotecaria Cristina Ameijeiras-Sáiz tuvo más sentido que nunca para abrir una 46 edición de la Feira do Libro, que desplegará un programa con más de 100 citas hasta el 10 en Méndez Núñez y que contará con una fuerte participación de librerías de la ciudad, según el concejal de Culturas, José Manuel Sande. Cerca de 40 casetas abrigarán la curiosidad con visitas como las de Manuel Rivas, Ledicia Costas, Elena Gallego, Pedro Feijoo, Marilar Aleixandre o Andrea Maceiras La directora del centro bibliotecario del Ágora dijo que bien para aislarse de la realidad o buscar otra más ajustada, ellos, los libros “son ese fío invisible que nos une a todas as persoas do planeta”, parafraseando a Agustín Fernández Paz, que quiso “aprenderlle os nomes das cousas e contar as historias máis fermosas” a los niños. 
En un paseo entre árboles centenarios y esculturas de bronce y piedra dedicados a grandes de las letras, como recordó la presidenta de la Federación de Librarías de Galicia, Pilar Rodríguez, el evento tratará de impulsar un sector que en Galicia pasa por una situación difícil, tal y como explicó Ameijeiras, que puso sobre el tapete las declaraciones del editor Manuel Bragado, en las que advirtió de un desplome del 50% en títulos y un tercio de empleos. Además, habló de la importancia de aumentar ese 15% de presencia que tiene la literatura gallega en el mercado declarando una revolución lectora y empezando desde un punto que los coruñeses tienen en su imaginario desde niños, según Sande. De ahí que tenga garantizado el respaldo municipal: “A cidade de cristal é tamén de papel”. 
Lo confirman datos como el número de documentos que guarda y los préstamos bibliotecarios, que están por encima de la media española junto a las más de 16 librerías por cada 100.000 habitantes, el doble que en las demás provincias. Todos estos números corroboran, según Ameijeiras-Sáiz, el gusto por un arte que tiene cobijo en la feria y en las diez bibliotecas, pero que necesita de políticas institucionales que lo respalden, sobre todo, al que nace aquí y es país. l

Las literatura tendrá cobijo hasta el día 10 entre cuarenta casetas y un centenar de citas