El pintor Jesús Santos insinúa formas en la galería Arte-Imagen

|

El Ideal Gallego-2012-01-13-014-d3125533

 m.g.m. > a coruña
  Jesús Santos insinúa desde hoy en la galería Arte-Imagen. Lo hace a través de mujeres, porque ellas han formado siempre parte de su repertorio, pero también de paisajes sin etiqueta. Que se forman de retazos de un sitio y de otro e imitan a veces  las construcciones que se asoman a la ría en Porto do Son o se van hasta su ciudad segoviana y tienen que ver con entornos más secos.
A pesar de que el pintor es un gran observador del mar, la masa azul apena sale de su pincel porque en ese caso da igual lo que le ordenen sus pensamientos que la brocha siempre acaba haciendo lo que quiere. Y lo que quiere ahora es ofrecer una colección de lienzos para que el curioso haga su propia lectura.
Porque la gracia de la pintura es dar pistas pero nunca la solución, el artista no ha dejado de hacerlo ni cuando se enfrenta al género del bodegón, donde se aleja del concepto clásico para añadirle unas líneas de suspense. En cualquier tonalidad, porque no desecha ninguna a la hora de crear y es por eso que no existen colores predominantes en su obra. Santos explica que un día la composición pide rojo y al siguiente, azul.
Esta es también la razón por la cual para un pintor un cuadro tiene la condición de inacabado y aunque pida libertad un buen día encerrado en el estudio, puede que llegue a la galería y reclame un cambio, lejos de su primer entorno. De esta forma, Santos no deja de retocar los anteriores para dotarlos de nuevas vidas. Distintas. En las que aporta otros matices. El segoviano sube en numerosas ocasiones a Galicia para enseñar sus creaciones y contactar con galerías como la coruñesa.
Tras un año de conversaciones, las piezas de Santos atraviesan la meseta para poner sobre la pared todo lo que sale de su imaginación, a la que le lleva haciendo caso desde los treinta años, cuando decidió dedicarse profesionalmente a la pintura. Primero con dibujos y más tarde con óleos, la trayectoria del creador atiende a estímulos no prefijados de antemano. Espontáneos. A sus cincuenta, Santos ve complicado el hecho de seguir dedicándose en exclusiva al género y no descarta compaginarlo con otro trabajo porque cada vez es más difícil hacerse un hueco en el mercado.
La exposición exhibe desde esta tarde 18 ejemplos de composiciones que dejan ver y ocultan parte de su intención. En un local de la calle de Ramón y Cajal que enseñará sus piezas hasta el 15 de febrero. Paisajes, mujeres y bodegones que agrandan la imaginación.

El pintor Jesús Santos insinúa formas en la galería Arte-Imagen