Cristóbal: “Un entrenador siempre tiene presión, para esto me contrataron”

|

Cristóbal Parralo llegó el pasado verano al Fabril con el objetivo de llevar al equipo a la Segunda División B. El técnico andaluz asumió la responsabilidad de un reto mayúsculo. “Un entrenador siempre tiene presión. Para esto me contrataron, he venido a trabajar lo mejor que sé, con total implicación, y el resultado ha sido bueno”, destacó el míster.


Cristóbal insistió en la idea de liberar a la plantilla de la presión. “Desde el cuerpo técnico hemos intentado que la presión no les llegase a los jugadores, para que se dedicasen a jugar lo mejor que saben y pueden. Estoy muy contento por los chicos, que han sabido competir en todo momento. Ellos son los artífices de este ascenso”, indicó.


Parralo reconoció que el Fabril tardó en mostrarse tal y como es en un partido tan decisivo. "Los primeros 25 minutos, el equipo estaba atenazado por la tensión, por lo que nos jugábamos y por el escenario. Hasta que logró calmarse no fuimos capaces de desplegar nuestro juego”, desveló el técnico, que alabó el papel del Cacereño: “Ha sido un rival muy digno, difícil, con mucho físico y buenos jugadores. Por algo son campeones de su grupo y creo que, si juegan como lo han hecho hoy, tienen muchas opciones de subir”.


Cristóbal habló del protagonismo de Queijeiro, autor del segundo gol: “Como sabéis, se le salió el hombro, y durante cuatro semanas no ha podido entrenar al ritmo de sus compañeros. Ayer mismo (por el sábado) me dijo que podía aportar y no lo dude. Creía que merecía apoyar al grupo si se daban las circunstancias y mejor final no ha podido tener. Le ha dado la calma que necesitaba al equipo y ha finalizado muy bien con el segundo gol”, destacó.


Con el tanto de Queijeiro, el técnico echó a correr presa de la euforia para celebrarlo. “Me pegué una carrera que casi me pega un tirón. Fue por la alegría y la explosión”, indicó.


Cristóbal reconoció que no pensaba en otra cosa que lograr el ascenso, no quería jugar una eliminatoria más ni en pintura: “Ha sido una temporada dura, teníamos miedo de que esto se alargara, no se nos podía escapar. Ahora nos toca celebrarlo como se merece y disfrutar. No es momento para hablar del futuro”.

Cristóbal: “Un entrenador siempre tiene presión, para esto me contrataron”