Culleredo ordena la limpieza de casi 150 fincas por su estado de abandono

El Ayuntamiento imputará los costes de los trabajos al propietario de la finca si los ejecuta de forma subsidiaria
|

El Ayuntamiento de Culleredo ha emitido 143 órdenes de limpieza de otras tantas fincas particulares, en diversos lugares del municipio, debido a su estado de abandono.
Según fuentes del Gobierno local, que preside José Ramón Rioboo, el mal estado de las parcelas es uno de los asuntos que más preocupan a los vecinos.
Y la ausencia de cuidados puede generar maleza que invade la vía pública y otros terrenos, además de incrementar el riesgo de incendio forestal.
Por este motivo ha llevado a cabo estos requerimientos, la mayoría durante los meses de abril y mayo. En ellos, únicamente recuerda la obligación que tienen los propietarios de mantenerlas en condiciones adecuadas a día 31, plazo adelantado este año por la legislación autonómica con la intención de mejorar la gestión de biomasa.

A partir de esa fecha, los técnicos municipales efectuarán inspecciones en los terrenos notificados para comprobar si cumplieron el requerimiento. En caso contrario, el Ayuntamiento abrirá un expediente de ejecución subsidiaria, otorgando 15 días naturales para que se ejecuten los trabajos. Sí se incumple, será la Administración local la que los realice imputando los costes económicos al propietario.

Las 143 notificaciones remitidas corresponden a fincas de todas las parroquias del municipio, tanto del entorno urbano como del rural. En la parte urbana, la mayoría se encuentran en Vilaboa, Fonteculler y Acea de Ama.

Obligación
El Ayuntamiento señala que en los escritos enviados se recuerda además la obligación de que exista una separación de cincuenta metros entre los árboles y las edificaciones, como estipula la norma gallega.


La previsión del Gobierno local pasa porque el número de expedientes siga en aumento. El estado de los terrenos es localizado a raíz de denuncias emitidas por los propietarios de parcelas colindantes o por el trabajo de los servicios municipales. Los vecinos que padezcan esta situación pueden avisar de la situación en el registro municipal para activar el protocolo.
Rioboo, pide una “sensibilización” sobre los riesgos de los terrenos en mal estado, especialmente a nivel de incendios.

“Hay que conservar de forma adecuada las fincas, evitando molestias a los vecinos y minimizando los peligros de fuego forestal”, apunta el alcalde.
Por otro lado, los servicios municipales de contratación trabajan en la adjudicación de las tareas en la red viaria municipal. Se prevé que comiencen en el inicio del verano.

Culleredo ordena la limpieza de casi 150 fincas por su estado de abandono