La pregonera de la Semana Santa resalta el “compromiso cristiano frente al dolor”

|

Tras el paso de la Virgen de los Dolores el viernes, los creyentes se refugiaron ayer en el templo de la Colegiata para escuchar las palabras de la delegada diocesana de Pastoral de la Salud, Dolores Platas, que fue la encargada de leer el pregón de la Semana Santa coruñesa. Fue así como la devota explicaba horas antes de la lectura que su intención era la de transmitir lo que sentía: “Nada más, porque Dios me dará la fuerza”.

En este sentido, Platas empezó hablando del sufrimiento y el dolor para recordar “el amor tan grande que el señor nos tiene” y que hizo, añadía, que mandase a Cristo a la tierra. En su discurso, la religiosa recordaba los pasajes de la Biblia referentes a las torturas y la posterior crucifixión de Jesús para situar la esperanza al final del túnel.

De esta forma, ofreció a los feligreses un mensaje positivo al recordar que después del calvario “está la Resurrección”, tomando las palabras del libro sagrado donde Dios dice ser la verdad y la vida y asegura que permanecerá al lado del hombre durante todos los días hasta el fin del mundo. De ahí la explosión de alegría que Platas quiso hacer sentir a los que acudían a la iglesia porque “la humanidad quedó salvada en Cristo”.

Sin embargo, la presencia del hombre en la Tierra tiene que ir pareja a la palabra “compromiso”, por lo que denunció a los que pasan de largo ante el dolor ajeno y no se detienen a ayudar al prójimo. A los que sí lo hacen, Platas les auguró una vida en plenitud. Por último, la delegada recordaba que los días santos son la manifestación más multitudinaria de los católicos en plena calle, donde prodigan su fe y salen con las imágenes. En un mundo en el que los cristianos no están solos.

Platas dice que además de Dios, “que nunca nos abandona”, está la Iglesia que acompaña al dolor, al sufrimiento y la pobreza y que fue fundada por el mismo Jesús. Por eso, advirtió de que hay que perdonarle sus limitaciones y destacó el servicio que ofrece a los más necesitados.

Por otro lado, la jornada de ayer supuso el arranque del ciclo XXIII Encuentro de Música Religiosa con la puesta en escena de la Coral da Nai De Arníns, de Santiago, que actuó en la Colegiata. Un apartado que seguirá ofreciendo citas con el repertorio sacro hasta el próximo miércoles.

 

Procesiones > Tras el parón de ayer, las procesiones continúan hoy con una de las más tradicionales, la del Ecce Homo Cautivo, que saldrá a las 19.00 de la Venerable Orden Tercera. La comitiva recorrerá así las plazas de San Carlos, la de María Pita y Azcárraga para serpentear por la zona vieja de la ciudad y regresar de nuevo a la iglesia.

Además, los creyentes celebrarán el domingo de Ramos en sus correspondientes parroquias con la bendición de los laureles, palmas y olivos. En este sentido, los pasos seguirán mañana con la Procesión del Amor, Perdón y Misericordia, que partirá a las 21.00 de la Orden Tercera para darle el testigo a la de la Piedad, el martes.

Los católicos mostrarán su devoción el miércoles al Santísimo Cristo del Buen Consuelo y el jueves a Nuestra Señora de la Amargura, paseando su imagen por las principales arterias del casco antiguo. El día grande será el Viernes Santo con un Vía Crucis, que saldrá de San Jorge, a las 08.30; y se sumará al paso del Santo Encuentro de San Nicolás, a las 11.30; la del Santo Entierro de la Orden Tercera, a las 19.00, y la de Nuestra Señora de las Angustias de Nuestra Señora de Fátima, a las 20.00.

La pregonera de la Semana Santa resalta el “compromiso cristiano frente al dolor”