Una grave avería en los raíles producida hace dos años obliga a suspender el tranvía

|

El Ideal Gallego-2011-07-08-005-065e038a

  redacción>a Coruña

  Un incidente que en apariencia no revestía demasiada importancia ha destapado una grave avería que ha llevado al Ayuntamiento a suspender, de forma inmediata y sin un plazo establecido, el tranvía turístico que recorre el Paseo Marítimo entre Las Esclavas y el castillo de San Antón.
Los hechos se remontan al pasado domingo, cuando uno de los vagones que cubren la ruta sufrió un leve descarrilamiento a la altura del edificio de Hacienda. El accidente no tuvo consecuencias graves, pero el informe del técnico municipal encargado del mantenimiento ponía de manifiesto que las causas se remontaban a la rotura de unos raíles producida hace dos años.
A diez por hora > El informe señala que dicha rotura puede haber sido causada por diversos motivos e indica que en este tramo se produce una situación anormal y peligrosa, que obliga al tranvía a circular a velocidades inferiores a los diez kilómetros por hora, y que aún así existe un riesgo elevado de descarrilamiento.
En consecuencia, visto el informe del técnico municipal y teniendo en cuenta las recomendaciones del área de Infraestructuras, Julio Flores explicaba ayer en una comparecencia urgente que se había optado por suspender el servicio.
El próximo paso será encargar un estudio urgente del estado de las vías en todo su trayecto, que contemple la investigación de las causas del deterioro de los tramos afectados.
“Con las conclusiones extraídas del mencionado estudio –explicaba Flores– se tomarán las medidas necesarias para reparar los tramos deteriorados y garantizar la seguridad del servicio en todo el trayecto”.
El concejal de Movilidad asegura que se utilizarán todos los medios necesarios para informar a los coruñeses y a los visitantes de la suspensión del servicio, y se tratará de agilizar la máximo las actuaciones necesarias para restaurarlo lo antes posible “con todas las medidas de seguridad exigidas”.
La orden cursada a la Compañía de Tranvías de que suspenda de inmediato el servicio se adopta, según ha comunicado el Ayuntamiento, para garantizar la seguridad tanto de los usuarios como de los trabajadores de la empresa, concesionaria del transporte público en la ciudad.
También apuntó Flores que con esta decisión se apuntala la seguridad de tráfico en la zona, ya que otro descarrilamiento podría provocar un accidente más grave.

Reparar y restaurar > A pesar de que el tranvía turístico ha sido desde su implantación objeto de las críticas de algunos grupos políticos, la intención del actual gobierno local es la de reparar cuanto antes las deficiencias y reponer el servicio, aunque dada la gravedad de la avería parece complicado que se haga antes del final del verano.
El tranvía funciona durante todo el año los fines de semana y por encargo de grupos. En verano, no obstante, la Compañía de Tranvías convierte su frecuencia en diaria y ofrece recorridos entre la zona de Las Esclavas y el castillo de San Antón al precio de dos euros cada viaje.
Ahora, los carteles ya anuncian que “hasta nuevo aviso” el servicio ha quedado interrumpido. El tiempo que tarde en volver a funcionar dependerá de la gravedad de la avería y de la disponibilidad de una partida presupuestaria para acometer su reparación. Flores no ocultó su asombro por haberse enterado hace unas horas de una avería que data de hace dos años.


 

Una grave avería en los raíles producida hace dos años obliga a suspender el tranvía