Alu Ibérica cierra sus instalaciones tras morir un exoperario por el virus

Las instalaciones de Alu Ibérica, ayer | pedro puig
|

La empresa Alu Ibérica, la antigua Alcoa, comunicó ayer que procedía a cierre preventivo de su planta de producción de A Coruña por un periodo de catorce días tras recibir la noticia de la muerte por coronavirus de un extrabajador de la compañía, José Luis Paz Pena. Alu Ibérica ha pedido a todos aquellos trabajadores que hubiesen tenido contacto directo con José Luis Paz Pena que se pongan en contacto de inmediato con el Sergas en aplicación del protocolo frente al coronavirus establecido en la empresa. La compañía quiso transmitir también sus más sinceras condolencias a familiares y amigos de José Luis Paz Pena.

Según informa Alu Ibérica, en un comunicado, Paz Pena, que fue presidente del comité de empresa (CCOO) participó el pasado 11 de marzo junto a un gran número de empleados de la planta de A Coruña en una manifestación ante la Delegación del Gobierno sobre las medidas del Estatuto de Consumidores Electrointensivos.

Con esto la compañía quiere dejar claro que no existe un foco en sus instalaciones. Los “contactos” se produjeron por tanto “fuera de las instalaciones de la fábrica”. Asegura que, a día de hoy, no se conoce ningún caso de positivo en coronavirus registrado en la empresa. Desde Alu Ibérica trasladan a Efe que, por el momento, “no van a plantear” un ERTE, sino que se envía a los trabajadores a sus casas a hacer una cuarentena de catorce días “por prevención”. Esta medida afecta a la práctica totalidad de los 325 trabajadores de la planta coruñesa, según confirmó el presidente del comité de empresa, Juan Carlos Corbacho, que sostiene que solo seguirá acudiendo a las instalaciones “algún electricista”, cuyo puesto es imprescindible.

De forma segura

De todos modos, Corbacho recordó que en los pasados días ya estaban “en mínimos de asistencia a fábrica”, unos ocho o nueve empleados en cada turno, porque muchos ya habían decidido guardar la cuarentena por su cuenta. Alu Ibérica sostiene que su servicio médico se puso en contacto ayer con el Servicio de Salud de Galicia (Sergas), y este le indicó que pueden continuar las operaciones, afirman desde Alu Ibérica. Aún así, se procedió al cierre de las instalaciones de forma segura, un proceso que terminó a última hora de la tarde de ayer, para “proteger la seguridad y salud de sus trabajadores”.

Aunque la producción se parará, los suministros a los clientes quedan garantizados mediante stock disponible y desde la planta gemela de Avilés, aseguran desde la empresa.

Alu Ibérica cierra sus instalaciones tras morir un exoperario por el virus