Cuatro barones del PP planta cara al Gobierno en su discurso de fin de año

GRA008 VALENCIA (Comunidad Valenciana), 31/12/2013. Fotografía facilitada por la Generalitat valenciana del presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, durante la grabación del mensaje de fin de año en el que ofrece un balance de 201

Lo que comenzó como comentarios en los pasillos se han convertido en una revolución en las filas populares. Los desacuerdos en la cúpula del PP han llegado ya a los discursos de fin de año.
Ignacio González, José Antonio Monago, José Ramón Bauzá y Alberto Fabra son los cuatro barones del partido que aprovecharon sus alocuciones como presidentes autonómicos para mostrar su desacuerdo público con la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local y contra la Ley del aborto.
Así, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, dijo claramente en su discurso que no va a consentir “que a los madrileños se les exijan más sacrificios ni que se les pida que paguen más impuestos”, de ahí que seguirá “exigiendo” la modificación del actual sistema de financiación que “niega” a la región 1.300 millones de euros “a los que tenemos derecho”. El mensaje tiene un destinatario claro, el ministro de Hacienda, Cristobal Montoro.

las trabas existentes
González insistió en que, “pese a las trabas existentes” y “gracias a las reformas y esfuerzos”, la Comunidad de Madrid generó riqueza y mantuvo  “la totalidad” de sus servicios públicos, que siguen siendo, “y lo serán mientras yo sea presidente de Madrid”, universales, gratuitos y de la máxima calidad.
También el responsable de la Generalitat valenciana, Alberto Fabra, mostró su desacuerdo con la nueva financiación autonómica e insistió en que el modelo que entra en vigor este año tiene que ser “mucho más justo con la región”. Para conseguir esta meta abogó por que impere “el criterio de la población, frente a otras fórmulas basadas en los territorios”.
Para aquellos que hayan pensado saltarse el principio de igualdad, Fabra quiso lanzar un claro aviso. “No voy a permitir que se trate a la Comunidad Valenciana de forma distinta que al resto de España”.
Un día antes fue el presidente del Govern, José Ramón Bauzá, el que aludió al tema en su discurso y recordó que “el gran proyecto” de su Gobierno es la “sostenibilidad del sistema”, y “especialmente de la educación, la sanidad y los servicios sociales”. Con tal propósito, ha defendido, es “imprescindible” el equilibrio presupuestario, no gastar más de lo que se tiene, “igual” que hacen las familias en sus hogares.
El dirigente autonómico garantizó que su equipo seguirá trabajando “sin descanso” y ha subrayado que la recuperación económica no será fruto de “ningún milagro”, sino consecuencia del trabajo bien hecho.
El otro tema polémico, junto al económico, es la reforma de ley del aborto que quiere llevar a cabo el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón. Ya había encontrado oposición en el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, quien abogó por volver a la “ley del 85” , y en el presidente del PP de Guipúzcoa, Borja Sémper o la alcaldesa de Zamora, Rosa Valdeón, que también alzaron la voz contra la reforma.
Tajante fue también la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, que se mostró abiertamente partidaria de una ley de plazos.
Pero a todos ellos se sumó a última hora el presidente extremeño, José Antonio Monago , que fue especialmente duro en su discurso. De los diecisiete minutos que estuvo hablando dedicó cuatro a tratar el tema del aborto para dejar claro, a Gallardón y Rajoy, que “nadie puede negar a nadie su derecho a ser madre ni tampoco nadie puede obligarle a nadie a serlo”. “La ideología no tiene que introducirse en asuntos de Estado”, remachó.

Cuatro barones del PP planta cara al Gobierno en su discurso de fin de año

Te puede interesar