Para ascender, 42 millones de euros de presupuesto

Tino Fernández presentará las cuentas a los socios el próximo 28 de noviembre | quintana
|

La cifra de negocio del Deportivo cae considerablemente con el descenso de categoría y pasa de los 61,76 millones de la anterior temporada en Primera División (más de la mitad procedentes de la televisión, que pasa de 46 a 9,5, casi un 80% menos) a los 19,39 del curso actual (68 por ciento menos).

Compensa esa importante bajada el seguro de descenso. El club herculino estima que percibirá en concepto de “otros ingresos” 16,26 millones de euros que corresponden a la compensación de LaLiga por la pérdida de categoría. Gracias a esa cantidad, el Deportivo es uno de los que más dinero mueve en Segunda División.

El presupuesto de ingresos se completa con lo que la entidad que preside Tino Fernández tiene previsto percibir por traspasos (se han hecho los de Andone, Çolak, Luisinho, Sidnei, Schär...): 6,72 millones de euros. Estos se contabilizan como “deterioro y resultados por enajenaciones”.

La mayor partida de gastos corresponde al salario de los jugadores de la primera plantilla así como el entrenador, el segundo entrenador y el preparador físico: 12,7 millones, lo que supone una bajada de más del 50 por ciento, concretamente, el 56,4. Los del segundo equipo percibirán 1,45.

Al personal no deportivo, tanto técnico (director deportivo, secretario técnico, médico, delegado, fisioterapeutas, utileros), como no técnico (resto de personal ligado al club con contrato laboral), la entidad blanquiazul destina 3,3 millones de euros, una partida que se reduce un 6,7 % respecto al año anterior.

A las amortizaciones de los jugadores, el Deportivo, que adquirió, pagando, a jugadores como Quique González, Vicente Gómez o Carles Gil, dedicará casi siete millones.

Con esos guarismos, el Deportivo cree que presentará un beneficio de 5,7 millones de euros a la conclusión del ejercicio 2018-19, lo que supondría, paradójicamente, un incremento del 138,3 por ciento respecto al anterior.

Cuentas anuales
El Deportivo, según los datos que facilita a los accionistas que se lo soliciten, presentaba al cierre del ejercicio 2017-18 (30 de junio de 2018) un patrimonio neto negativo de 75,53 millones de euros, algo mejor que el del anterior año, que era de 77,12. La salud sigue siendo delicada, aunque mejora paulatinamente.

Su deuda a largo plazo es de 82.785.484 euros y a corto plazo, de 11.339.694 euros, un total de 94,2 millones, con un pasivo corriente y no corriente que asciende a más de 119 millones.
El club herculino cerró el ejercicio con un superávit de 2.269.878 euros.

Informe de auditoría
La auditora considera que las cuentas reflejan la imagen fiel del patrimonio y de la situación financiera real del club.

Respecto a su situación patrimonial indica que el club sigue incurriendo en una de las causas de disolución contempladas en la Ley de Sociedades de Capital. Además, presentaba a 30 de junio un fondo de maniobra negativo de 13,3 millones. Los administradores estiman que el Deportivo, tanto la matriz como sus empresas filiales, tiene capacidad para generar beneficios y recursos suficientes que le permitan atender sus deudas y realizar sus activos en el curso normal de su actividad. Eso sí, admiten que la continuidad de la actividad está justa, fundamentalmente, a la permanencia del primer equipo en las categorías profesionales del fútbol español (Primera o Segunda). La auditora entiende que se generen “dudas significativas sobre la capacidad” del Depor para continuar como empresa en funcionamiento.

Para ascender, 42 millones de euros de presupuesto