El Puerto advierte a Ferreiro de que él aceptó la venta de La Solana en marzo

Los terrenos de La Solana continúan en el centro de la polémica javier alborés
|

El enfrentamiento entre la Autoridad Portuaria y el Ayuntamiento sumó otro capítulo en los últimos días con el anuncio de que finalmente, y ante la falta de concreción de la oferta municipal, subastará los terrenos de La Solana y el hotel Finisterre de forma pública y conjunta. Sin embargo, ayer el Puerto salió al paso de las acusaciones del alcalde, Xulio Ferreiro, para recordarle que él aceptó de forma tácita la decisión de subastar los bienes porque no se manifestó en contra en la reunión de marzo en la que se anunció el asunto.
El Puerto estableció ayer una cronología de los hechos para explicar a la ciudadanía el porqué de la decisión de regresar a la idea inicial de subastar La Solana en un proceso abierto. Según el organismo portuario, el alcalde, Xulio Ferreiro, aceptó esta medida para compensar los grandes costes que supuso la construcción del Puerto Exterior de punta Langosteira. Desde la institución aclaran que esta venta estaba prevista en el plan de financiación de la infraestructura y el regidor no puso pegas al respecto cuando se analizaron los pasos a seguir en una reunión el pasado marzo.
“El alcalde no puso reparos, aceptó la celebración de la subasta y destacó públicamente la importancia social y económica de la nueva dársena”, subrayan. Por ello, en opinión de la administración portuaria las críticas de Ferreiro de los últimos tiempos responden a un intento de “tapar su mala gestión y su propia negligencia con acusaciones e interpretaciones carentes de todo fundamento”.
Así lo creen porque frente a la indiferencia inicial ante la inminente apertura del proceso de pujas, dos meses después se planteó el interés por comprar el solar de La Solana de forma separada al edificio del hospedaje.

una oferta en firme
El Consejo de Administración aceptó paralizar las gestiones de “más de ocho meses” para darle la oportunidad de compra al Consistorio. Añaden que se les dieron seis meses de plazo a contar desde el 30 de junio. Sin embargo, no volvieron a tener noticias más allá de un escrito reiterando la “vontade” de compra del complejo deportivo.
En paralelo a la espera por el Gobierno local, la actual concesionaria de los dos espacios –Inmobiliaria Río Mero– se comprometió a presentar una oferta de diez millones de euros con aval bancario incluido. Con la oferta casi cerrada sobre la mesa, se recurrió a la Abogacía del Estado, Puertos del Estado y la Intervención General del Estado para saber cómo actuar.
Las tres administraciones emitieron informes asegurando que “lo más adecuado” es retomar la subasta para obtener los ingresos extra previstos. En este contexto el Puerto muestra ahora “su sorpresa e indignación” por la actitud del alcalde. Para este organismo las afirmaciones de Ferreiro se deben a su “incompetencia y negligencia”, que lo empujan a “verter acusaciones completamente infundadas y alejadas del más mínimo sentido común”.

legitimidad y críticas
“Es tan público y legítimo el derecho del Ayuntamiento de intentar adquirir la Solana como el derecho de la Autoridad Portuaria de convocar la subasta, con la diferencia de que la Autoridad Portuaria construyó el Puerto Exterior, que ya está beneficiando a la ciudad con la generación de actividad económica y el traslado de los graneles”, defendió el presidente de la misma, Enrique Losada.
“Mientras, Xulio Ferreiro y su equipo de gobierno muestran a diario su negligencia en la gestión de la ciudad, como se ha puesto también de manifiesto en este caso”, incidió Losada. Lo hizo para aludir a los más de cinco meses que se tardó en enviar un escrito no concluyente a su institución, un lapso temporal que le parece “una tomadura de pelo”.

El Puerto advierte a Ferreiro de que él aceptó la venta de La Solana en marzo