Reportaje | La feria que explica la razón por la cual ecología y economía tienen el mismo prefijo

El Ideal Gallego-2018-03-05-021-f1f3ac9e
|

La feria de BioCultura se clausuró ayer en Expocoruña con un considerable éxito de público, según la organizadora, asociación Vida Sana, que lo cifra en casi 14.000 personas. En el amplio espacio había cabida para 200 productos, aunque los que más interés (y apetito) generaron en el público fueron los comestibles: empanadas, embutidos, quesos, .algas y carne de ternera, se ofrecían a la degustación de los que buscan un producto natural 100%, con la garantía del Consello Regulador da Agricultura Ecolóxica de Galicia (Craega). De todos ellos, solo uno era local: la tienda de helados Biofactory. Su gerente, Antonio Gómez, reconoció que era un orgullo representar a la ciudad en este evento. Igual que reconoció que, natural o industrial, el sabor más popular sigue siendo el chocolate.  “Non hay ningún secreto. Es solo la calidad de los ingredientes”, afirma. 
Algo parecido sostienen en Sovoral, donde se enorgullecen de su producto, miel cruda de alta montaña. “Canto máis arriba, as flores dan menos polen e néctar, pero de mellor calidade”, explican en el mostrador. La hay de brezo, y de castaño, incluso miel de crema, cristalizada y cortada en su momento justo. Es evidente la pasión que sienten por su producto, igual que Gaburiña por sus empanadas, o por sus algas con sabor a percebe en Mar de Ardora. 
50 millones de euros 
“Eso pasa con todos los productores”, comentan en Craega. Algunos tienen que esperar tres años para reconvertir su producción en industrial. A día de hoy, la producción es de 50 millones de euros, señala Javier García, secretario de Craega. 
Pero Craega solo certifica comestibles. Y en la feria hay otros productos como ocarinas de barro, velas sostenibles o la esponja marina mediterránea. “Es muy suave, no solo para niños”; comenta el dependiente, que lo descubrió en un viaje a Grecia. Las hay incluso para la menstruación: “Pon una esponja marina en tu vagina”, es su lema, que puede resultar más difícil de aceptar que otros productos ecológicos .l

Reportaje | La feria que explica la razón por la cual ecología y economía tienen el mismo prefijo