Los técnicos de la Xunta mantienen la declaración de alerta por sequía en A Coruña

El nivel del embalse de Cecebre, aunque sigue subiendo, está lejos del habitual en estas fechas | Quintana
|

La Oficina Técnica da Seca mantiene la declaración de alerta por sequía en toda la Demarcación Hidrográfica Galicia-Costa, a la que pertenece A Coruña. El caudal circulante de los ríos aún se encuentra un 52% por debajo del caudal histórico propio de esta época en Galicia.
Esta es una de las principales conclusiones a la que se llegó durante la reunión del órgano, presidida por el director de Augas de Galicia, Roberto Rodríguez Martínez, en la que se analizó la situación de los recursos hídricos de la Demarcación Galicia-Costa.
Los técnicos concluyeron que, con carácter general, se aprecia una recuperación de los caudales circulantes de los ríos de Galicia-Costa de un 30% respecto a los caudales que llevaban los días previos a la borrasca “Ana”.
A pesar de esta subida general, siguen un 52% por debajo del caudal que históricamente circula de promedio en esta época del año, y es posible que bajen en los próximos días, pues aún se está produciendo la estabilización de los mismos, después de las lluvias caídas hasta el sábado 16.
Además, según indicaron, también se aprecia una subida en algunos de los pozos piezométricos que Aguas de Galicia tiene distribuidos por la demarcación para valorar el nivel de las aguas subterráneas, aunque leves o imperceptibles en algunas zonas.
En relación con la situación de los embalses, estos también mejoraron y el promedio se sitúa en el 65,9%. El de Cecebre, que abastece la ciudad, siga subiendo y, según informó ayer la Empresa Municipal de Aguas (Emalcsa), la presa estaba al 44% de su capacidad, dos puntos por encima que la semana pasada, cuando hace sólo doce días estaba al 33%.

Previsiones
A la vista de esta situación, la Oficina da Seca consideró necesario mantener la situación de alerta. Una decisión que también está avalada teniendo en cuenta la predicción meteorológica para los próximos días, que hablan de una semana seca, sin previsión de nuevas precipitaciones hasta después de Navidad.
La OTS, que volverá a analizar la situación a principios de enero, incidió en la necesidad de reducir el consumo de agua. l

 

Los técnicos de la Xunta mantienen la declaración de alerta por sequía en A Coruña