Reportaje | El buque de carga que estrenó Langosteira regresa seis años después

El buque llegó ayer a las instalaciones del Puerto Exterior | quintana
|

El “Blue Marlin” está de regreso en el Puerto Exterior de punta Langosteira para realizar otra carga, en este caso, con destino a Escocia. El contenido que transportará este buque plataforma es importante porque supone un nuevo hito para la infraestructura de la Autoridad Portuaria pero igualmente destacable es la visita del barco. Este carguero con bandera de Malta que ayer amarró en las instalaciones coruñesesas fue el que en agosto de 2012 sirvió para inaugurar de manera oficial, con operaciones marítimas, punta Langosteira después de años de obras y mensajes de apoyo o de crítica a esta instalación.
A principios de agosto de hace seis años el “Blue Marlin” pasó varios días en A Coruña para cargar el “Canberra”, un encargo de la marina australiana a Navantia que tuvo que ser movido en la plataforma porque estaba previsto que los operarios de los astilleros públicos desplazados a las antípodas y trabajadores de aquel país rematasen algunos detalles de la embarcación. Ayer llegó con un objetivo quizá menos ambicioso y una hoja de ruta algo más corta, pero igualmente destacable para el Puerto.
La plataforma cargará estos días algunas de las piezas de hormigón armado que se construyeron en la misma dársena gracias a un cajonero traído ad hoc que se utilizarán para construir un nuevo puerto exterior en la localidad de Aberdeen, situada en Escocia.
No podrá trasladar los 22 cajones flotantes encargados a la vez pero sí empezará a moverlos poco a poco. Para la construcción de estas estructuras al estilo de los cubípodos que se instalaron aquí fueron necesarias 90.000 toneladas de materiales áridos y cementos gallegos.

Más de 100 trabajadores
Según afirmaron fuentes de la Autoridad Portuaria a principios agosto del año pasado, las condiciones del puerto “en cuanto a calados, superficie logística, ubicación y medios técnicos han sido definitivas en su elección como base para la fabricación de materiales”. De hecho, antes de oficializarse la decisión, Langosteira recibió la visita de una delegación proveniente de Escocia. Una vez dado el visto bueno, la constructora Drace Infraestructuras se encargó de traer un cajonero especial para realizar la fabricación de las piezas, que tienen unas dimensiones aproximadas de 52 metros de largo, 15 metros de ancho y 16 metros de alto.
Gracias a que se emplearon 120 personas en todo el proceso se cumplió el plazo que se había dado de tener listas las estructuras casi a mediados de año. En los próximos días el “Blue Marlin” procederá a cargar algunos de los cajones que se instalarán, una vez llegados a Aberdeen, entre los dos diques de abrigo y los 1.400 metros lineales de muelles que tiene contemplados aquel proyecto estratégico. Probablemente, antes de que estas productos comiencen a usarse en las actuaciones en Escocia, el buque plataforma tenga que hacer algún que otro viaje a A Coruña.
“Las nuevas instalaciones servirán para incrementar la capacidad logística y comercial de uno de los puertos más importantes de Reino Unido, situado en la tercera ciudad más poblada de Escocia, modernizar sus instalaciones y alcanzar nuevos objetivos de crecimiento”, añadió la Autoridad Portuaria. En los pasados meses ya salió una partida de granito gallego para la ampliación del puerto francés de Calais. l

Reportaje | El buque de carga que estrenó Langosteira regresa seis años después