“Estoy esperanzado en que la mayoría de accionistas apuesten por la renovación”

El candidato a la presidencia del Deportivo presentó las líneas de su programa PATRICIA G. FRAGA
|

¿Por qué cree que su propuesta es la mejor para el RC Deportivo?
Porque hemos articulado una propuesta seria y solvente que hace hincapié en la necesaria interrelación de tres ámbitos que consideramos deben estar muy ligados entre sí: el relacional, el económico y el deportivo. Solamente recuperando las relaciones institucionales perdidas seremos capaces de garantizar la viabilidad financiera y deportiva del Club. Hemos puesto el acento sobre la lógica empresarial que debe regir el Deportivo, porque no deja de ser una empresa.  Una empresa atípica, quizás, “una empresa de sentimientos”, pero no por ello debe dejar de estar sometida a las reglas de empresa. Y, en este ámbito,  considero que tanto mi equipo como yo estamos suficientemente cualificados, tenemos experiencia como gestores, para hacer del Deportivo un club moderno, del siglo XXI. Esas cualidades profesionales que poseemos y que podemos trasladar al Deportivo creo que son nuestro principal valor diferencial, nuestro aspecto más genuino. Esto no quiere decir que no entendamos de fútbol, nosotros también sabemos mucho de fútbol. Resulta ridículo atribuirse la exclusividad de saber de fútbol.  Fútbol sobra, lo que hace falta en este momento es dinero para poder revitalizar el proyecto deportivo.
Respecto a nuestros valores diferenciales, en casi todos los puntos de nuestro programa hay diferencias sustanciales en relación a los demás programas. Empezando por el principal problema que hay encima de la mesa, el Convenio, donde nosotros fuimos al meollo de la cuestión: llegar a un acuerdo. Hay que buscar la mayor quita posible sin pensar en si hay pieza de calificación o no y, por otro lado, alcanzar un acuerdo para evitar que aquellos que tienen deuda privilegiada te puedan ejecutar o embargar. Otra diferencia es la no remuneración de nuestro consejo de administración. Según las cuentas que se pretenden aprobar, el actual se llevó casi medio millón de euros el año pasado estando como estamos. Entendemos que hay que generar muchos más ingresos y, en la parcela deportiva, tener una identidad propia y no ser la sucursal de nadie.

Personalmente, ¿cómo se encuentra ante esta asamblea? Tenso, relajado, expectante. Defina su estado de ánimo.
Quizás el adjetivo que mejor defina mi estado de ánimo es el de esperanzado. Esperanzado en que la mayoría de los accionistas apuesten por la renovación y un modelo alternativo al actual, que está completamente agotado.

¿Qué espera de esta asamblea en cuanto a asistencia/quórum?
Obviamente, me gustaría que hubiese una asistencia masiva. Una asamblea que cuente con la participación del mayor número de accionistas posible. Considero que estamos en un momento crucial para el devenir del Club y, es por ello que, cuanto mayor sea el número de personas que refrenden las decisiones que puedan tomarse, más consenso alcanzaremos para perfilar el futuro del Deportivo y más legitimidad tendrá el resultado.

¿Qué espera de esta asamblea en cuanto a su resultado final?
Obviamente, me gustaría comprobar que nuestras propuestas han calado y que los accionistas empiezan a poner los puntos sobre las íes al actual presidente y a su Consejo de Administración rechazando, por ejemplo, las cuentas. Que se origine un clima de contestación, pero dentro de un ámbito de debate saludable y no de crispación. Pase lo que pase en esta asamblea y en las venideras, me gustaría que todo el proceso se saldase sin divisiones, sin desencuentros irreparables. Aquí todos somos del Depor y queremos seguir disfrutando, como aficionados, de los partidos.

¿Qué parte del futuro del club marcará esta asamblea?
No voy a ocultar que aspiro a ganar la Presidencia del Deportivo y por eso me presento, aspiro a que mi propuesta obtenga el mayor respaldo posible porque, sinceramente, creo que es el mejor proyecto para el Club de cuantos concurren. Dicho esto, confío en que el apoyo a nuestra propuesta y a la posible  renovación que proponemos empiece a hacerse palpable ya en esta asamblea.

¿Cuántas acciones tiene delegadas?
Puedo decir que miles. La respuesta a nuestro proyecto ha sido masiva. Hemos hecho una intensa campaña para trasladar nuestra propuesta a todos los accionistas y estamos muy satisfechos con el retorno que hemos logrado. No quiero entrar a dar datos ni cifras exactas. A fin de cuentas, estamos en campaña.  

¿Cree que, aunque sea una ordinaria y no se “celebren elecciones” no dejará de ser un sondeo de quién será presidente?
Nosotros hemos pedido y presentado una propuesta, con más del 5% del capital social firmado ante notario, para pedir que se ampliara el orden del día de la junta general de accionistas incluyendo nuevos puntos, que permitieran adelantar las elecciones. Enfrente nos hemos encontrado con una ausencia oficial de respuesta y a Lendoiro diciendo, en la presentación de su candidatura, que “pidan lo que pidan, este consejo seguirá hasta enero”. Da la sensación de que para él todo vale. No respeta la ley y, además, demuestra una absoluta falta de sensibilidad hacia quienes son los auténticos dueños del Club: los accionistas. Por todo lo que ha pasado estas semanas creo que esta Junta va a ser mucho más que una asamblea ordinaria o un simple test.

¿Qué opinión le merecen las cuentas de la sociedad?
Lamento la absoluta falta de transparencia que ha habido en los últimos tiempos. Hasta ahora, las cuentas eran las que el propio club daba y desde éste se hablaba de 39 millones de euros de deuda con Hacienda, cuando en realidad estamos hablando casi del triple. La diferencia es tremenda. Sólo en julio pudimos conocer los accionistas el verdadero alcance de la deuda. Debemos 160 millones de euros. Cuando Lendoiro llegó debíamos 3 millones. 25 años más tarde debemos 160. Multiplicamos la deuda por 53. El fútbol español debe 600 millones a Hacienda, sólo el Depor 100. Y yo me pregunto, ¿cómo es posible haber hecho las cosas tan mal? Es difícil poder hacerlas peor. Cualquier empresa, yo creo sabe lo que le debe a Hacienda, sabe lo que tiene en el banco, y tiene perfectamente controlado lo que le deben y lo que debe. Vamos a ver qué cuentas se someten finalmente a votación. Nosotros votaremos en contra porque tengo claro que aprobarlas nos convertiría en cómplices de todo lo que en los último meses se ha puesto sobre la mesa.

¿Le preocupa el posible ambiente de crispación entre candidatos o asambleístas?
Mentiría si dijese que no me preocupa. Un proceso en el que hay que decidir siempre divide, pero si está tan mal organizado puede dividir aún más. Debemos intentar que se salde sin crear fracturas o divisiones. Es fundamental que, cuando todo el proceso electoral concluya, los que nos presentamos, así como los miembros de nuestras candidaturas o aquellos que nos hayan apoyado podamos seguir disfrutando de la fiesta del fútbol, con independencia del lugar en el que estemos.

¿Qué le ha dicho a los accionistas que han delegado en usted?
Les he dado las gracias por esa delegación, porque entiendo que comparten el proyecto de renovación que mi equipo y yo queremos acometer para el Club. La verdad, haber conectado con tanta gente durante estas semanas y haber sido capaces de trasladarles nuestra propuesta no puede sino llenarme de una profunda satisfacción.

¿Qué le diría a los que no han delegado en usted?
Si han considerado que alguna de las otras opciones les convencía más que la nuestra, por supuesto respeto su decisión. Así son las reglas del juego. Así sucede cuando hay pluralidad de opciones. Hay gente con la que se conecta y gente a la que, por los motivos que sea, no acabas de llegar. Yo creo en la democracia, en poder elegir entre opciones, entre proyectos.

¿Y a los que no han delegado en nadie?
Les pediría que dediquen un poco de su tiempo a pensar lo que les estamos proponiendo. A la gente que no nos conoce o que aún no ha pensado si va a delegar acciones o a quien lo hará, le diría que nos escuche. Que nos escuche de verdad y no se dejen intoxicar. Aquí no estamos haciendo un balance de los 25 años de lendoirismo, sino decidiendo qué equipo sigue a partir de ahora. Y creo, sinceramente, que defendemos un proyecto y un modelo que puede ayudar al club a superar su situación actual y a emprender un nuevo rumbo con ilusión y optimismo. n

“Estoy esperanzado en que la mayoría de accionistas apuesten por la renovación”