El Ayuntamiento tacha la situación del Barrio de las Flores de “preocupante”

el ideal gallego-2018-12-30-003-fbc5a3c3
|

El Gobierno de la Marea Atlántica siempre ha destacado por su sensibilidad urbanística. Como le gusta señalar al responsable de Regeneración Urbana, Xiao Varela, no en vano su Concejalía lleva ese nombre. Por eso Varela confesó que  “nos preocupa a súa situación” la situación en la que se encuentra el Barrio de Las Flores, que él considera una “xoia” de la ciudad, que ha pasado el mandato de Xulio Ferreiro sin apenas reformas a pesar de su estado abandonado y “moi olvidado”. En su calidad de arquitecto, Varela lo sabe bien. “Ainda que fixemos pequeñas cousiñas como a cubrición da pista da chave pero fixemos menos cuestións das que nos gustaría”. Sin embargo, para el próximo año se realizarán mejoras en el pavimento, tanto en la calle Hortensias, como en Girasoles y Violetas. 


Uno de los problemas del barrio de Las Flores, como indicó Varela, es la titularidad del suelo: el Ayuntamiento no es el púnico propietario de las calles. También hay que tener en cuenta a la Xunta, cuyas relaciones con el Gobierno local no son muy fluidas. Además, muchas otras zonas que son de titularidad privada: “A veces é complicado convencer aos funcionarios para facer certas intervencións”. Y tampoco los particulares.

Cuando la Marea Atlántica se hizo con el poder en María Pita, y siendo todavía novel en su cargo, Varela trató de realizar dos intervenciones para mejorar la accesibilidad, pero se topó con el rechazo de los vecinos. “Chegamos a meter as máquinas, pero non houbo acordo cos veciños e tivemos que parar”, recordaba ese mismo mes. 

Fue entonces cuando Varela decidió que será necesario otro enfoque más global: un plan director específico de este barrio, construido hace 50 años como un proyecto social franquista. Con ese proyecto, el Gobierno local podrá solicitar ayudas al Estado y regular futuras intervenciones 

Planificación 
De esta manera, el Ayuntamiento podría contar con el apoyo de los vecinos y de la asociación del barrio, en correspondencia al valor patrimonial del barrio. El problema es que eso obligó a retrasar cualquier actuación en uno de los barrios arquitectónicamente más valorados de la ciudad. “Estamos elaborando ese plan director –confesaba Varela este mismo mes–. Fixemos o prego, está en contratación”. Es un documento bastante complejo pero que permitirá dejar claro, de una ver por todas “como abordar as necesidades de urbanización”.

Mientras eso ocurría, llegaron a la Concejalía de Participación Ciudadana sugerencias las sugerencias del público para los presupuestos participativos, que consisten en que el Gobierno local escoge entre estas sugerencias para invertir un millón de euros de los presupuestos municipales la que consideran más adecuada. Por supuesto, los vecinos del Barrio de Las Flores solicitaban mejoras urbanísticas. Eran cuatro o cinco peticiones. “Nos pareceron moi positivas pero, para non cometer o mesmo erros e facelo con xeito, fixemos un pequeno documento que nos permitiera facer intervencións sen facelas deslabazadas”. Este documento es lo que permitirá hacer las próximas intervenciones.

El Ayuntamiento tacha la situación del Barrio de las Flores de “preocupante”