El PSdeG de Ourense admite diferencias, pero garantiza el gobierno municipal

|

La secretaria de organización del PSdeG en Ourense, María Quintas, admitió ayer la existencia de posibles “discrepancias” dentro del grupo municipal socialista de la capital ourensana, aunque cree que “en ningún momento” ha estado en duda la gobernabilidad del ayuntamiento.
Las disensiones socialistas se iniciaron el pasado mes de diciembre tras la decisión de cinco ediles del grupo socialista de abandonar el pleno en una votación para evitar discrepar con el resto del grupo, situación que derivó en la apertura de expedientes disciplinarios por ambas partes, el sector de los crítico y el afín al regidor ourensano.
En la Radio Galega, Quintas aseguró que “nunca estuvo” ni “está en duda” la gobernabilidad del ayuntamiento.
“La única situación que se produjo fue que “cinco personas se ausentaron de una votación porque podía suponer una infracción legislativa”, indicó la socialista quien prefirió hablar de “opiniones diferenciadas” en el grupo tras resaltar que los once concejales están trabajando desde sus respectivas concejalías.
En cuanto a las imputaciones de cargos, la secretaria de Organización se mostró partidaria de que el partido aparte de competencias a aquellas personas imputadas en caso de corrupción.
La portavoz socialista explicó que “a lo mejor es injusto que abandone totalmente la política pero en casos de sospecha manifiesta mejor apartarlos del gobierno”, abundó Quintas, quien abogó por hacer “una condena más activa de estos casos para recuperar la confianza”. n

El PSdeG de Ourense admite diferencias, pero garantiza el gobierno municipal