La dispersión en el viaje a Vigo dificulta la seguridad del derbi

14 noviembre 2011 página 34 / 18 noviembre 2011 fútbol liga segunda división temporada 2011-2012 deportivo-celta: 2-1 en la foto la afición del depor y del celta en las calles de a coruña
|

El reducido grupo de aficionados del Deportivo que ha conseguido un asiento en uno de los pocos autobuses que viajarán a Vigo el domingo tendrá la tranquilidad de que irán escoltados por las fuerzas del orden desde A Coruña hasta la ciudad olívica, a donde llegarán con otros autocares que fletan peñas de fuera de la ciudad herculina.

Desde A Coruña solo han conseguido autobús para el desplazamiento a Vigo la peña Manuel Pablo y la Cambresa (En total, cinco autocares). No han tenido tanta fortuna otras agrupaciones a pesar de que ya tenían previsto viajar en bus, como la que lleva el nombre de Aythami Artiles.

La Federación de Peñas tampoco fue capaz de conseguir el apoyo de alguna de las compañías de autobuses que operan a la ciudad y, por eso, no pudo organizar un desplazamiento masivo a Vigo.


Solo los cinco autobuses que se desplazarán a la ciudad olívica serán escoltados desde A Coruña

Además del autobús, el otromedio de transporte colectivo que utilizarán los aficionados del Deportivo camino de Balaídos será el tren. Dos trenes partirán desde la estación de RENFE en A Coruña hacia la de Vigo en la mañana del domingo, pero los seguidores blanquiazules que opten por este medio de desplazamiento tendrán dificultades cuando acabe el trayecto en tren y tengan que afrontar unos cinco kilómetros para desplazarse desde la estación hasta el campo de Balaídos.

Ante la imposibilidad de acceder a autocares para viajar a Vigo, la mayor parte de los aficionados del Deportivo tendrán que desplazarse a la ciudad olívica en vehículos particulares. Ese es uno de los grandes hándicaps del dispositivo de seguridad del derbi gallego debido a la dificultad que supone controlar a los grupos de aficionados que utilizarán sus coches para llegar a Vigo y lo dispersos que estarán. Entre esos seguidores del Deportivo que se desplazarán en sus vehículos están buena parte de los Riazor Blues.

Garantizar la integridad física de todos los aficionados será una difícil misión para las fuerzas del orden.

El Deportivo y el Celta llegaron esta temporada al acuerdo de intercambiar 1.700 entradas para el derbi, tanto en Riazor como en Balaídos. Además de esas localidades, la Federación de Peñas ha hecho gestiones para conseguir otras 300 entradas para el partido con el Celta.

La dispersión en el viaje a Vigo dificulta la seguridad del derbi