Los españoles que se definen como católicos aumentan desde la pasada Semana Santa

|

Un 70,2% de los españoles se definen como católicos, casi un punto más que hace un año (69,4%), cuando el avance de resultados del Centro de Investigaciones Científicas (CIS) se presentó, al igual que ahora, en vísperas de la Semana Santa.
Además, de los datos se desprende que un 15,6 por ciento de la población se declara no creyente, un 0,2% más que en el mismo mes de 2015, un 9,6 se define ateo (un 1,3% menos) y un 2,1% dice profesar otra religión (un 0,4 por ciento menos).
En cuanto a la práctica religiosa, un 59,5% de los que se definen como creyentes reconocen que casi nunca van a los oficios religiosos, un 2,8 por ciento menos que en el mismo mes del año pasado, y un 14,2% asegura que acude a misa todos los domingos y festivos (un 2,1% más).
El porcentaje de católicos en el país se ha mantenido a lo largo del último año en torno al 70 por ciento, siendo junio el mes en que se registró el porcentaje más bajo (68,4 por ciento) y enero el mes en que se alcanzó el más alto, con un 71,8%.
Si se comparan los resultados del mes de febrero de la última década, el dato de en torno a un 70% de católicos ha permanecido constante desde el año 2013 y hay que remontarse cuatro años atrás, a 2012, para encontrar un porcentaje superior al 75%.
Además, hace diez años un 77,3% de los españoles se declaraban católicos (un 7% más que en la actualidad) y hay que detenerse en el año 2007 para hallar el porcentaje más elevado del último decenio, con un 79,1% de residentes en España que decían profesar la fe católica. Hace diez años también era mayor la práctica religiosa, con un 17,6% de católicos practicantes, más de tres puntos por encima.
Mientras, ayer, Domingo de Ramos, se desarrollaron en España las tradicionales procesiones, entre las que destacaron las protagonizadas por La Borriquilla, como en Pontevedra.
En Andalucía, ciudades como Sevilla también pudieron disfrutar de los desfiles de las distintas hermandades. En el caso de Málaga, esta localidad tuvo un protagonista que nunca falta a su cita de Semana Santa: el actor Antonio Banderas.

Los españoles que se definen como católicos aumentan desde la pasada Semana Santa