Mario Fernández asiste mañana a su último acto público como presidente de BBK

El presidente de Bilbao Bizkaia Kutxa y Kutxabank, Mario Fernández. EFE/Archivo
|

El presidente de BBK, Mario Fernández, inaugurará mañana en Ermua (Bizkaia) un centro de investigación y desarrollo de soluciones tecnológicas para personas afectadas por el síndrome de Dravet -una enfermedad considerada rara-, en el que será su último acto público como máximo representante de la caja.

Fernández cesará de su cargo el próximo 4 de noviembre al cumplir 70 años, ya que los estatutos de la BBK y la Ley de Cajas establecen ese límite de edad, si bien seguirá al frente de Kutxabank, el banco del que forman parte BBK, Caja Vital y Kutxa.

Los quince integrantes del Consejo de Administración de BBK elegirán al sucesor de Fernández como presidente de la entidad en una reunión que, previsiblemente, tendrá lugar en la segunda quincena de noviembre.

Una semana antes de cesar en su cargo, Mario Fernández protagonizará mañana su último acto público como presidente de BBK con motivo de la inauguración en Ermua (Bizkaia) del centro de investigación denominado "Ehealth Innovation Centre BBK", que desarrollará soluciones tecnológicas para las personas afectadas por el síndrome de Dravet, han informado fuentes de la caja.

El síndrome de Dravet, también conocido como Epilepsia Mioclónica Severa de la Infancia (SMEI), es una enfermedad de origen genético que se caracteriza por el sufrimiento de prolongadas convulsiones, a menudo acompañadas de fiebre, que afectan al cerebro en formación de los niños y les causan graves secuelas neurológicas.

Las mismas fuentes han explicado que la aportación económica al centro citado proviene originalmente del legado de una clienta de BBK, que cedió todos sus bienes para la puesta en marcha de proyectos sociales y culturales en Ermua.

Durante la inauguración de este centro acompañarán a Mario Fernández el presidente de la Fundación Síndrome de Dravet, Julián Isla; el alcalde de Ermua, Carlos Totorika, y representantes de Microsoft.

Mario Fernández asiste mañana a su último acto público como presidente de BBK