La oposición ucraniana toma Kiev para exigir la renuncia del presidente

Una excavadora en la protesta efe
|

 Decenas de miles de opositores ucranianos tomaron ayer la plaza de la Independencia de Kiev para pedir la dimisión del presidente del país, Víctor Yanukóvich, y de su Gobierno, en la protesta más multitudinaria desde la Revolución Naranja de 2004.
Hasta medio millón de personas, según los partidos convocantes, y 150.000, de acuerdo con el Ministerio del Interior, acudieron a la principal plaza de Kiev, después de romper las barreras colocadas por la policía desde que la madrugada del sábado disolviera violentamente a los manifestantes acampados.
Mientras los opositores intervenían en un mitin en el que se anunció el comienzo de una huelga general en Ucrania, tenían lugar violentos incidentes en calles aledañas, donde grupos de descontrolados trataron, y en algunos casos lograron, tomar edificios oficiales.
Los antidisturbios consiguieron rechazar dos veces a los manifestantes que intentaron atravesar el cordón policial que protegía el complejo gubernamental, situado a escasos metros de la plaza de la Independencia.
La Policía consiguió arrebatar a los manifestantes una excavadora con la que en dos ocasiones intentaron abrirse paso. n

La oposición ucraniana toma Kiev para exigir la renuncia del presidente