Un juzgado impone el aislamiento del portero que inició el brote de Meicende

|

El Juzgado de Instrucción número 8 de A Coruña ha ratificado el “aislamiento obligatorio” en su domicilio de un varón contagiado por Covid-19, el portero de un pub de Oleiros, relacionado con el brote de un gimnasio de Meicende, que la policía había buscado el pasado 30 de julio al creerse que no estaba en su casa.

El auto, al que tuvo acceso Efe ayer, da respuesta a un escrito remitido por la Consellería de Sanidad el 1 de agosto, en el que el departamento autonómico solicitaba la ratificación judicial de la medida de aislamiento obligatorio en su domicilio del mencionado hombre al haber sido diagnosticado de coronavirus y “tener constancia” de que estaba “rompiendo el aislamiento” que se le impuso.

Del escrito recibido por la Xunta se dio traslado al Ministerio Fiscal, que se mostró “favorable” a la ratificación de las medidas acordadas por la autoridad sanitaria,” necesarias y proporcionales” para evitar el riesgo de contagio.

Así, la jueza ratificó la obligatoriedad de aislamiento “con la finalidad de que se le aplique la medida sanitaria correspondiente y hasta que deje de representar un riesgo para la salud pública”, dependiendo su prolongación del dictamen del Servicio de Medicina Preventiva.

Para argumentar su decisión la jueza hace referencia a la Ley Orgánica 3/1986 del 14 de abril de Medidas Especiales en Materia de Salud Pública, que establece que la autoridades sanitarias competentes “podrán adoptar las medidas oportunas” para el control de los enfermos, con el fin de “controlar las enfermedades transmisibles”.

Brote estabilizado

El brote relacionado con el gimnasio de Meicende, en Arteixo, sumó ayer un solo caso nuevo y el total se eleva a 56 contagiados, con lo que el Servizo Galego de Saúde (Sergas) estima que “parece que se estabiliza”.

Según informó el área sanitaria de A Coruña y Cee, el seguimiento de los contactos relacionados con este brote y sus ramificaciones por distintas zonas del área sanitaria llevó a realizar el pasado miércoles 466 PCR.

El Sergas señala que “se sigue detectando algún caso relacionado con el entorno familiar de positivos detectados con anterioridad, así como algún caso aislado”. Por ello, ante la posibilidad de nuevos contagios, la Consellería de Sanidade subraya que “sigue trabajando con el objetivo de limitar el riesgo de nuevas infecciones, tomando las medidas preventivas indicadas en los protocolos aplicables a esta situación”.

Descenso de casos

El área sanitaria coruñesa posee actualmente 156 positivos, cinco menos que el día anterior. Del total de casos activos, un paciente se encuentra en la UCI en el Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac) y ocho permanecen ingresados en planta. Además, ayer se notificaron 21 altas, indicó el Sergas.

Además, las autoridades sanitarias gallegas también informaron ayer de la aparición de un brote en el municipio de Vimianzo que afecta a cinco vecinos.

Por otra parte, el restaurante Burger King ubicado en A Grela permanece cerrado para realizar labores de desinfección en el mismo, después de que un empleado diese positivo en una prueba PCR. Asimismo, se efectuarán estos controles a todo el personal.

El Sergas indica que los brotes “están en continua evaluación” y en esta intervienen factores “como la tasa de incidencia acumulada, el número de diferentes cadenas de transmisión que se generan, si los casos están ocurriendo en contactos que ya estaban en cuarentena, la existencia de casos importados, etc”.

Desde el Ayuntamiento de A Coruña indicaron que aceptarán todas las medidas restrictivas que la Xunta considere necesarias para paliar el avance del virus, igual que ocurrió hace semanas en A Mariña al pasar la barrera de los 99 positivos. l

Un juzgado impone el aislamiento del portero que inició el brote de Meicende