La Marea tiene el presupuesto parado tres meses después de su aprobación

La construcción de un centro cívico en el lugar en el que estaba la cafetería Remanso es una de las inversiones pendientes | candela prieto
|

El Gobierno municipal tiene paralizado el presupuesto principalmente en su parte referente a inversiones a pesar de que la aprobación definitiva del documento se produjo hace tres meses.
En este tiempo y según los últimos datos de ejecución que trascendieron, con fecha del pasado 20 de abril, la ejecución de inversiones alcanza el 1,1%, lo que se traduce en 271.000 euros de los 24,33 millones que tiene reservados para este capítulo durante el actual ejercicio.

Por primera vez en tres años de mandato las cuentas se aprobaron al inicio de febrero, con un mes de retraso sobre el comienzo del ejercicio y pese a las facilidades que dio el Partido Socialista para que estuviesen listas el 1 de enero. En los dos ejercicios anteriores el presupuesto no recibió el visto bueno hasta mayo en ambos casos.
Precisamente esa tardía aprobación del presupuesto fue una de las principales razones aportadas por el Gobierno local a la hora de justificar los índice de ejecución en el apartado de inversiones, mientras que ahora en tres meses apenas se han visto nuevos proyectos en la ciudad y algunos de los puestos en marcha en estos meses están consignados al año pasado.

Al Gobierno municipal todavía le quedan siete meses para completar el ejercicio y ejecutar los más de 24 millones de euros que hay este año para inversiones, pero el ritmo hasta el momento parece el de los años anteriores.

Como en el pasado
De hecho, hace poco más de una semana se conocieron los datos de ejecución del año pasado a través de las cuentas de la liquidación. En este documento se refleja que la Marea dejó sin ejecutar casi tres cuartas partes del capítulo de inversiones ya que solo se utilizaron 17,5 millones de euros frente a los 42,5 que finalmente no se invirtieron.
Los datos de ejecución del año pasado muestran una continuidad con respecto a los ejercicios previos y si se suman las cantidades que quedaron sin ejecutar en estos tres años la cifra resultante es de 130 millones de euros.
Entre las inversiones para este año destaca la de las cubiertas del estadio de Riazor, para las que hay consignados unos seis millones de euros, además de otro que aportará la Diputación. El inicio de esta obra está previsto para este mes, una vez que haya terminado la participación del Deportivo en el campeonato de Liga.
Esta intervención dará un empujón a los datos de inversión municipal, pero lo cierto es que llegará con bastante retraso después de que la Marea descartase el proyecto que tenía previsto el anterior equipo de gobierno del Partido Popular.

Además del estadio, las mayores inversiones se repartirán entre la modernización de plazas y vías públicas, las subvenciones para rehabilitar vivienda y ascensores y el suministro de bicicletas y estaciones de BiciCoruña, todas ellas por encima del millón de euros.

Después hay otras actuaciones de menor cuantía y más puntuales como el carril bici metropolitano, la transformación de la cafetería Remanso en un centro cívico, la creación de un centro de acogida para sintecho, las reformas de los mercados de Monte Alto, Santa Lucía y Adormideras o el equipamiento del polideportivo de O Castrillón.


Algunas de estas intervenciones se harán a través de los fondos europeos de la Estrategia Integrada de Desarrollo Urbano Sostenible (Eidus). En concreto este año está previsto, o al menos así se incluye en el anexo de inversiones del presupuesto, que se utilicen 6,8 millones de euros de los 15 que logró el Gobierno local en la segunda convocatoria y gracias a las aportaciones de la oposición, que solventaron el fracaso de la Marea en solitario en el primer intento.
El resto de estos fondos comunitarios está previsto que se inviertan durante los próximos años ya que forman parte de un programa que permite su utilización hasta 2020.

Polémicas
La falta de ejecución de las inversiones se produce en un período en el que el Gobierno local se está viendo involucrado en otros asuntos que están copando la actualidad municipal.

Así, la petición de la oposición de anular la compra de dos pisos a un afín a la Marea por incurrir en diversas irregularidades, los trámites para llevar a cabo un desalojo forzoso de los okupas de la Comandancia de Obras y las protestas de los cooperativistas del Parque Ofimático por el retraso para poder entrar en sus viviendas están marcando la agenda de cada semana.

La Marea tiene el presupuesto parado tres meses después de su aprobación