La presidenta argentina evoluciona favorablemente y ya camina en su habitación

Mensajes de apoyo a la presidenta argentina, Cristina Fernández, fueron registrados este jueves a las afueras del Hospital Universitario Fundación Favaloro, donde la mandataria se recupera de una operación cerebrovascular, en Buenos A
|

La presidenta argentina, Cristina Fernández, evoluciona favorablemente, sin complicaciones y ya camina dentro de su habitación, según el último parte médico ofrecido hoy por los especialistas que la atienden en el hospital Favaloro de Buenos Aires.

El portavoz presidencial, Alfredo Scoccimarro, fue el encargado de distribuir, como cada día, el informe entre los medios de comunicación congregados en la puerta del centro médico donde se encuentra ingresada Fernández.

La presidenta se encuentra "muy bien y muy animosa", su evolución es "favorable" y camina en su habitación, dijo Scoccimarro.

"Anoche comió pasta, acaba de terminar su almuerzo con carne y verduras, vio dos películas con su hermana y les manda un beso muy grande a todos los argentinos y a todos aquellos que desde todos los lugares del mundo le mandan sus saludos y le desean su pronta recuperación", explicó.

Scoccimarro no precisó si la mandataria continúa ingresada en cuidados intensivos, aunque señaló que "está en el mismo lugar".

El parte médico de hoy indica además que los controles clínicos y neurológicos, que se le han realizado a Fernández, "así como sus exámenes de laboratorio, se encuentran dentro de los parámetros normales".

"Se alimenta normalmente -prosigue- y en el día de la fecha se ha levantado de la cama y camina dentro de su habitación. Continúa con permanente control médico por los profesionales del Instituto de Neurociencias de la Unidad multivalente de la Fundación Favaloro, y por los doctores de la Unidad Medica Presidencial".

El portavoz presidencial informó también de que el próximo parte médico será mañana, sábado, alrededor del mediodía.

Cristina Fernández, de 60 años, fue intervenida el pasado martes tras un empeoramiento en su cuadro clínico provocado por un traumatismo craneal sufrido en agosto en circunstancias que no han sido aclaradas.

La presidenta argentina evoluciona favorablemente y ya camina en su habitación