Torrent califica de “farsa y venganza política” la causa contra los independentistas

El presidente del Parlament, Roger Torrent | marta pérez (efe)
|

El presidente del Parlament de Cataluña, Roger Torrent, calificó de “farsa y venganza política” la causa judicial contra los políticos soberanistas y agentes sociales catalanes por el proceso independentista, en su intervención en la entrega del Premio Coppieters en Córcega (Francia).
En un comunicado, la cámara catalana informó de que el presidente destacó que debería haber sido su predecesora, Carme Forcadell, quien entregase el galardón, pero indicó que está en prisión “por haber defendido la democracia”.
Torrent recordó además que Forcadell recogió este premio en septiembre de 2017 en Bruselas (Bélgica), donde advirtió sobre “la vulneración de derechos que ya entonces se estaba produciendo en el Estado español”, tras lo que recordó las cargas policiales durante el referéndum del 1 de octubre de 2017.
“Lo que está sufriendo la presidenta Forcadell, y el resto de víctimas de la misma causa judicial, es un acto de crueldad injusta que ningún demócrata debe aceptar”, defendió Torrent, que agradeció las muestras de apoyo y solidaridad de representantes de los corsos.
En el acto también intervinieron el galardonado, Edmond Simeoni; el presidente del Consejo Ejecutivo de Córcega, Gilles Simeoni; el presidente y la vicepresidenta de la Coppieters Foundation, Xabier Macias y Antonia Luciani; el miembro de Haute-Corse Michel Castellani, y la analista política Adrina Fazi.
Torrent se reunió previamente con el Gilles Simeoni, con el que analizó la situación política de Cataluña, Córcega y Europa.

Desde prisión
Por su parte, la expresidenta del Parlament Carme Forcadell y la exconsellera Dolors Bassa enviaron ayer desde la cárcel sendas cartas a la Asamblea Nacional de Mujeres de ERC en las que coinciden en que serán las mujeres las que cambiarán las “estructuras patriarcales” y las que “implementarán la República”.
En su misiva, Forcadell se mostró convencida de que se producirá este momento: “Esta ola de mujeres que hoy levantamos la voz y avanzamos de forma implacable, seremos capaces de cambiar las estructuras patriarcales que sustentan actualmente nuestra sociedad”.

Codificación masculina
La política independentista señala que se trata de “cambiarlas y darles la vuelta por completo, no solo adaptarnos” y agrega que en el caso de la política, por ejemplo, “no es fácil hacer encajar a las mujeres en unas estructuras que, de entrada, están codificadas como masculinas”.
A su juicio, lo que hace falta es que “se cambien las estructuras mismas. Y eso significa, entre otras cosas, percibir el poder de manera diferente; pensar de forma colaborativa en vez de individualista; tener en cuenta la fuerza de la gente y no solo la de los líderes; entender el poder como un atributo, o incluso como un verbo, y no como una propiedad”.
Para Forcadell, “la libertad de Cataluña, para la que he luchado tantos años sólo tiene sentido si va acompañada de la libertad de todas y cada una de nosotras. Hacer una república no tiene nada que ver con banderas o himnos si no con valores, derechos y libertades”.
En este punto, la expresidenta del Parlament instó a trabajar: “Para que la República que queremos sea justa, solidaria, abierta, plural y sobretodo, lila. ¡Hagámosla feminista!”.
Por su parte, en su carta, la exconsellera Dolors Bassa aseveró que cada vez está más convencida “de que son las mujeres las que conseguirán implementar la República”.
Entiende la exconsellera que “se quiera reconocer o no, las mujeres tienen, en general, otra manera de hacer”. “No nos da miedo decidir cooperativamente, todo lo contrario. Y solemos debatir las ideas entre nosotras antes de hacerlas públicas”, asegura.
La carta acaba con la reivindicación de aquello que creen “justo: los derechos civiles, los derechos políticos y democráticos, la libertad de expresión, de opinión e incluso el derecho de disidencia porque queremos una sociedad libre, democrática y con justicia social”. “¡No dejemos de luchar, compañeras!”, finaliza la misiva.
A la asamblea de Esquerra, que se celebró en Cambrils (Tarragona), asistieron la consellera de Justicia, Ester Capella, la vicesecretaria general de las Mujeres de ERC, Mireia Mata y la alcaldesa de Cambrils, Camí Mendoza, entre otros dirigentes del partido republicano.

Torrent califica de “farsa y venganza política” la causa contra los independentistas